«'Mira lo que has hecho' no es la serie de Berto»

Berto Romero y Eva Ugarte, Sandra, su pareja en 'Mira lo que has hecho', que emite mañana Movistar. :: R. C./
Berto Romero y Eva Ugarte, Sandra, su pareja en 'Mira lo que has hecho', que emite mañana Movistar. :: R. C.

En esta segunda temporada, Berto Romero se enfrasca en un rodaje basado en su vida. «La ficción dentro de la ficción es un juego divertido», dice el actor

IKER CORTÉS

Hay un momento brillante en la segunda temporada de 'Mira lo que has hecho' y ocurre casi al inicio del primer capítulo de los seis que componen esta nueva tanda. Berto (Berto Romero) tiene una discusión con su esposa Sandra (Eva Ugarte). Agobiada por la rebeldía de su pequeño de tres años y la prolongada ausencia de Berto, que está enfrascado en el rodaje de una serie basada en su vida, le echa en cara que no se tome nada en serio. El girito llega al final de ese mismo episodio, cuando el equipo de la serie rueda la misma discusión que Berto ha tenido en la realidad: convertido en el dios de su propia obra, Berto se permite cambiar el final de ese intercambio de pareceres con una frase genial que le hace quedar bien.

La secuencia es un buen ejemplo de lo que el espectador se va a encontrar a partir de mañana viernes en Movistar+: una comedia compleja, llena de capas y matices, en la que el juego de espejos y la ficción dentro de la ficción tienen un peso fundamental. «Es un juego divertido. Fabular sobre tu vida es interesante porque hace que te plantees qué harías en diferentes situaciones, pero no deja de ser una ficción que funcionaría con cualquier otro personaje. Lo que pasa es que el elemento del metalenguaje añade una capa aún más interesante», reflexiona Romero. Dice el actor de Manresa, de 44 años, que uno de los aspectos que más le interesan de esta segunda temporada es el discurso que tiene sobre la diferencia entre realidad y ficción. «Vivimos un momento en el que estamos construyendo realidades a partir de relatos. Las propias redes sociales funcionan como generadores de relatos y yo creo que el individuo ha quedado en un lugar en el que se siente desprotegido y no sabe si su vida es la de verdad o la que cuelga en Instagram», afirma el cómico.

Los nuevos capítulos están dirigidos por Javier Ruiz Caldera ('Superlópez')

El año pasado, los seis primeros episodios fueron una de las sensaciones de la temporada. Cabe preguntarse si el creador y los guionistas (Rafel Barceló y Enric Pardo) han notado más presión a la hora de abordar esta segunda entrega. «Nosotros ya estábamos escribiendo las líneas básicas de la segunda antes de que se estrenara la primera, así que la escritura ha sido tan libre como lo fue entonces», comenta Romero. Eso sí, ya les bastaba con la presión a la que ellos mismos se sometían para dar continuidad a la serie: se trataba de «ofrecer cosas nuevas, sin traicionar el espíritu de la serie».

También hay drama

En este sentido, la segunda temporada es un paso en firme en la buena dirección, que arriesga cuando tiene que arriesgar, y no tiene miedo de acercarse al drama en según qué momentos. «Yo he pensado todo eso a posteriori», reconoce Romero, «pero mientras la hemos escrito e interpretado nos hemos puesto al servicio de la historia». «Esta serie -continúa- habla de qué pasa cuando la gente madura, cuando se hace mayor y está interpretada por una pareja. No es la serie de Berto, es la serie de Berto y Sandra, una pareja que en la primera temporada vivía una crisis de adaptación y ahora vive una crisis de pareja. Estamos atacando al núcleo de la serie y hay momentos muy intensos, aunque no oscuros, pero creemos que hay que tratarla así para ser honestos con el tono de la serie». Su pareja en 'Mira lo que has hecho', Eva Ugarte, deja claro que la serie «sigue siendo una comedia, lo que pasa es que el drama está más acentuado».

En esta ocasión dirige los seis episodios Javier Ruiz Caldera ('Anacleto: agente secreto', 'Superlópez'), en sustitución de Carlos Therón, que realizó la primera temporada. «Ha sido una de las mejores experiencias profesionales. Hacerte cargo de toda una temporada ha sido casi como rodar tres películas seguidas», concluye.