Mediaset se adueña del balón

Un técnico enfoca su cámara hacia el público en un partido de fútbol. :: r. c./
Un técnico enfoca su cámara hacia el público en un partido de fútbol. :: r. c.

La cadena ofrecerá en abierto los 51 partidos que se disputarán en la UEFA Euro 2020, así como sus encuentros clasificatorios y los del Mundial de Qatar de 2022

JULIÁN ALÍA

Con el éxito reciente en cuanto a audiencias del Mundial de Rusia, pese a la temprana eliminación del cuadro español, que ni siquiera fue capaz de llegar a esos cuartos de final que tantas veces se le atragantaron años atrás, Mediaset ha vuelto a moverse para incorporar el fútbol a su oferta. Según hacía oficial ayer, ha adquirido en exclusiva los derechos de emisión en abierto de todos los partidos de la próxima Eurocopa, que se disputará en 2020, y que, como novedad, tendrá como sede a ciudades de doce asociaciones del continente, repartidas por Inglaterra, Alemania, Italia, Dinamarca, Holanda, Irlanda y España, y cuya final, como las semifinales, para reducir los viajes, albergará el mítico estadio de Wembley de Londres. Entre la docena de localizaciones se disputarán los 51 duelos de una competición que cumplirá 60 años y que la cadena emitirá entre sus dos canales principales, Telecinco y Cuatro, y también mediante sus soportes digitales.

Una medida influenciada, seguramente, por el gran seguimiento de los encuentros de selecciones extranjeras que ha conseguido la reciente Copa Mundial de la FIFA, con audiencias muy cercanas al 50% de cuota de pantalla; lejos del 70% al que acostumbra el combinado nacional, pero que pulverizan los registros de la competencia. Algo que ha significado una gran novedad con respecto a otras ediciones, y que ha dejado claro que el fútbol sigue ganando adeptos y que no tiene rival en el espacio televisivo. Más aún al ser en abierto, ya que este deporte se encuentra cada vez más reservado a los canales de pago, como la Champions del año que viene, 'secuestrada' ahora tras una larga etapa a la vista de todos. Aunque en esta ocasión los derechos adquiridos son para un torneo 'menor', con muchas comillas, porque solo lo es cuando se le compara con un Mundial, que siempre está rodeado por una mística y epicidad inalcanzables para el resto de competiciones.

Aun así, tendrá algo de él, ya que el acuerdo alcanzado con la UEFA incluye, además de un paquete de ochenta partidos de selecciones extranjeras, los encuentros de clasificación tanto para la Copa de la UEFA de 2020 como para el Mundial de la FIFA de 2022 en Catar. También esta vendrá con novedades, porque se convertirá en la primera que no caerá en los meses de verano. En vez de ello, estará reservado para los meses finales del año.

El Mundial ha demostrado que el fútbol no tiene rival en las audiencias

Trayectoria ascendente

También estos enfrentamientos serán de índole menor, pero con una importancia que sigue una tendencia ascendente en los últimos años. Que se lo digan a Holanda o a Italia, apeadas antes de tiempo. O a Estados Unidos, la gran superpotencia mundial, que vio cómo Panamá le quitaba la plaza al caer, de manera tan inesperada como irremediable, ante Trinidad y Tobago.

Con este movimiento, el grupo de comunicación de Paolo Vasile volverá a contar con una gran cita futbolística internacional, como es costumbre en la última década, y que se suma a los Campeonatos del Mundo de Sudáfrica (2010), Brasil (2014), y el último disputado hasta la fecha, Rusia (2018), y a las Eurocopas de 2012, celebrada en Polonia y Ucrania, y de 2016, albergada por Francia. Como también emitió las ediciones de 2009, 2013 y 2017 de la Copa Confederaciones.

 

Fotos

Vídeos