«Buscar trabajo con un hijab es complicado»

Ana Terradillos presenta esta noche el segundo especial de 'España mira a La Meca'. :: R. C./
Ana Terradillos presenta esta noche el segundo especial de 'España mira a La Meca'. :: R. C.

Ana Terradillos conduce en Telecinco su segundo 'España mira a La Meca', enfocado hoy hacia las mujeres musulmanas. «Muchas luchan contra los tabús»

JULIÁN ALÍA

Tras un buen estreno pese al horario (1.054.000 espectadores y un 15,2% de audiencia, líder en el 'late night'), Telecinco emite esta noche, a las 00.30 horas, el segundo especial de 'España mira a La Meca'. Al frente, de nuevo, la periodista y analista habitual en 'El programa de Ana Rosa' Ana Terradillos (San Sebastián, 1973), quien cubrió la guerra de Irak en 2003 y desde 2005 ha viajado en numerosas ocasiones a Oriente Próximo. -¿Qué puede adelantar del segundo capítulo? -Tiene que ver con las mujeres. Desde mi punto de vista, es el más logrado. En él cogemos un perfil de mujeres para darnos cuenta de si han evolucionado o no respecto a otra generación. Todas van con hijab y son practicantes de la cultura musulmana. Muchas de ellas han abierto sus negocios, de maquillaje, lencería... y luchan contra ciertos tabús. Siguen con sus ritos, pero de una forma más modernizada y más acorde con el tiempo que vivimos. Hemos comprobado que ciertas mujeres a la hora de tratar ciertos asuntos como el matrimonio, el sexo, la virginidad, siguen manteniendo unos esquemas que en España se han quedado en el baúl de los recuerdos. También hemos hecho la prueba de ponernos un velo, un hijab, y buscar trabajo. Nos damos cuenta de que es algo realmente complicado. En la mayor parte de los sitios nos han rechazado. -¿Aporta alguna novedad importante? -Por primera vez, una cámara de televisión entra en la única casa de acogida de mujeres musulmanas en España, en Orriols, Valencia. Hemos comprobado que muchas mujeres musulmanas no denuncian el maltrato por el miedo a perder los papeles o a ser mal vistas en su comunidad. Esto refleja que los códigos de honor de las familias árabes siguen funcionando, y produce que haya casos de violencia de género que se queden en los muros de la casa.-La última entrega de 'España mira a La Meca' estará centrada en el terrorismo yihadista. ¿Tenemos que tener miedo? -El riesgo cero no existe. Creo que estamos ante una amenaza muy diferente a la de ETA. Así como ETA logró poner en jaque a toda España, yo creo que el terrorismo yihadista no lo va a conseguir. La amenaza es tan grande, tan intensa, tan distinta, que es prácticamente imposible luchar contra ella. No es cuestión de ser agorera, pero la amenaza existe, y así lo recogen los informes de Interpol, la Policía, la Guardia Civil, Europol, CNI. Es una amenaza con la que se sigue trabajando. Hace poco se atajó un frente que no se había logrado nunca, el de las cárceles. Se hizo una operación contra veintitantos presos, dos de ellos condenados por el 11-M. Están intentando montar una red en diferentes centros penitenciarios para acogerse a la doctrina del ISIS. -¿Cómo ha sido ponerse al frente de un programa de televisión por primera vez? -La experiencia ha sido muy grata. Es un salto profesional cualitativo, una experiencia que marca. Yo esto lo he hecho con una grabadora, en la radio, pero no tiene nada que ver. A pesar de que la cercanía con el entrevistado es la misma, el problema es que no se sienten tan a gusto cuando hay una cámara. -¿Qué repercusión cree que puede tener? -Hay dos millones de musulmanes en España, y aunque aquí se nos llene la boca diciendo que no hay racismo y que la integración está hecha, me atrevería a decir que no es así. Además, empiezan a surgir ciertas proclamas xenófobas por parte de formaciones políticas, como VOX, que tiene que ver con lo que estamos viendo en diferentes puntos de Europa. Me parecen unos reportajes muy útiles porque la comunidad musulmana está cargada de estereotipos que muchas veces no se cumplen. Creo que sería muy bonito afrontarlos con la mente muy abierta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos