Asesinatos de alta costura

Un artista pinta la mansión de Versace, en Miami, frente a la misma puerta donde fue asesinado el famoso diseñador italiano. :: ap/
Un artista pinta la mansión de Versace, en Miami, frente a la misma puerta donde fue asesinado el famoso diseñador italiano. :: ap

DKiss estrena esta noche 'La revista People investiga crímenes en la moda', que narra las muertes inesperadas de Gucci, Gianni Versace o la modelo Linda Sobek

JULIÁN ALÍA

Para analizar el trasfondo y las motivaciones que llevaron a sus asesinos a acabar con la vida de las estrellas de la alta costura, DKiss estrena hoy a las 22.00 horas 'La revista People investiga crímenes en la moda', cuya primera entrega está dedicada a la muerte de Maurizio Gucci, nieto del fundador de la prestigiosa marca de lujo italiana Gucci, y presidente de la misma hasta un año y medio antes de su muerte, cuando la vendió por 170 millones de dólares.

Manteniendo la esencia de la primera temporada de 'La revista People investiga', centrada en la investigación de crímenes y de las historias que envuelven a sectas radicales, y que DKiss emitió el pasado septiembre, el canal apuesta ahora por estos crímenes en el mundo de la moda, que incluyen detallados relatos de los hechos, y que cuenta con entrevistas a personas que rodearon a estos famosos hasta sus inesperadas muertes. La narración pretende arrojar luz a unos asesinatos que fueron portada en medios de todo el mundo y que incluso hoy siguen generando interés.

Con estas premisas, el programa arranca con el asesinato de Maurizio Gucci, nieto de Guccio Gucci, que murió a las puertas de su oficina de Milán el 27 de marzo de 1995 tras recibir varios disparos que acabaron con su vida al instante. La muerte del empresario acabó revelando una larga lista de traiciones y conspiraciones, con intereses económicos ocultos, que apuntaban hacia Patrizia Reggiani, la mujer de la que se divorció en 1991, y que fue condenada por el asesinato. Pese a ello, un tribunal le concedía a Patrizia, que salio de la cárcel en 2013, una compensación vitalicia de un millón de euros al año, tal y como habían acordado cuando se divorciaron, dando a entender que haber ordenado a unos sicarios que liquidaran a su marido no eximía de cumplir lo firmado.

Buscado por el FBI

La próxima semana será el turno de Gianni Versace, asesinado a sus 50 años a la entrada de su fabulosa mansión en Miami Beach la mañana del 15 de julio de 1997. En su regreso a casa después del desayuno, el diseñador recibió un tiro en la nuca y otro en el cuello, y cayó fulminado. Consagrado como uno de los mejores diseñadores de todos los tiempos, y con su imperio millonario a punto de salir a Bolsa, existen diversas hipótesis sobre el porqué de su asesinato, aunque su autor sí fue identificado: Andrew Cunanan, uno de los diez fugitivos más buscados por el FBI en aquellos momentos. Fue el culmen del brutal historial delictivo del joven asesino, responsable de cinco muertes en menos de tres meses, y que acabó suicidándose a sus 27 años, tan solo ocho días después de acabar con la vida de Versace, y con la misma arma.

La última de las entregas, el 8 de diciembre, pone el foco en la modelo estadounidense Linda Sobek, que a sus 27 años se encontraba en lo más alto de su carrera profesional y buscaba consolidarse como uno de los rostros televisivos del momento. Sin embargo, el 9 de noviembre de 1995, Sobek no regresó a su casa tras una sesión de fotos. Su cadáver apareció enterrado a 80 kilómetros de Los Ángeles después de haber sido estrangulada por el fotógrafo Charles Rathbun, que acabaría arrestado y condenado a cadena perpetua.

 

Fotos

Vídeos