Una cantante en silla de ruedas para rebajar la tensión en Eurovisión

Samoilova, durante una actuación. /
Samoilova, durante una actuación.

Rusia elige a Yulia Samoilova como representante en Kiev

RAFAEL M. MAÑUECO

Después de muchos dimes y diretes, Moscú termina con el suspense y decide por fin participar en el Festival de Eurovisión 2017, que se celebrará en mayo en Kiev, la capital de Ucrania. Con la canción 'Flame is Burning' (la llama arde), la representante rusa será Yulia Samoilova, una experimentada intérprete que cumplirá 28 años el próximo 7 de abril. Padece la enfermedad de Werdnig-Hoffmann, atrofia muscular espinal infantil, por lo que lleva toda su vida sentada en una silla de ruedas.

El anuncio de su participación en el certamen lo hizo el Canal 1 de la televisión rusa, tras finalizarse la fase definitiva de selección de candidato. Nació en la ciudad de Ujta (república de Komi) y se empezó a hacer conocida en el mundo de la canción con tan sólo 13 años, cuando obtuvo el primer lugar en un concurso celebrado en la ciudad de Inta. A partir de ahí, no paró de cosechar éxitos Su primer premio a nivel internacional lo obtuvo en Hurgada (Egipto) en 2006, en el concurso Rosa de los Vientos.

Creó su propio grupo musical en 2008, Teera Nova, conocido sólo dentro de Rusia, pero se disolvió en 2010. Se hizo realmente popular a partir de 2013, cuando quien valoró su talento fue la carismática cantante rusa, Alla Pugachova, que ya participó en Eurovisión en 1997. Samoilova cantó en la ceremonia de apertura de los Juegos Paralímpicos de Sochi 2014.

La canción de amor 'Flame is Burning' ha sido compuesta por Leonid Gutkin, el mismo que compuso los temas interpretados por otras dos representantes rusas en Eurovisión, Dina Garípova, que obtuvo el quinto puesto en 2013, y Polina Gagárina, que quedó en segundo lugar en 2015.

La participación de Rusia este año en el Festival de Eurovisión ha estado mucho tiempo en el aire porque Moscú protestó el año pasado por la victoria de la ucraniana Jamala con una canción sobre la deportación de los tártaros de Crimea en la época estalinista. Rusia intentó hasta el último momento sin éxito que fuera revisado el resultado del concurso por considerar que los criterios que llevaron a Ucrania al primer puesto fueron «exclusivamente políticos, no artísticos».

En Moscú muchos piensan que la elección de Yulia Samoilova está calculada para descartar cualquier posibilidad de insultos o descalificación del representante ruso por motivos políticos ligados a la injerencia rusa. Rusia está bajo un régimen de sanciones de Occidente por la anexión de Crimea y por ayudar militar y económicamente a los separatistas de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk. Las autoridades ucranianas consideran a Rusia un «agresor» y un «ocupante».