«Reino Unido y Armenia son los rivales»

Ruth Lorenzo representa a España./
Ruth Lorenzo representa a España.

José María Íñigo volverá a retransmitir el Festival de Eurovisión.Por primera vez participará Australia, donde se sigue con auténtica devoción el certamen

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

'Y los doce puntos son para. ¡Australia!' El próximo 10 mayo, en Copenhague, este país participará por primera vez en el Festival de Eurovisión si supera las semifinales. Y allí estará José María Íñigo (Bilbao, 1942) para narrar todo lo que suceda por cuarto año consecutivo.

La candidata española, Ruth Lorenzo, defenderá el tema 'Dancing in the rain' directamente en la final, al igual que Italia, Francia, Reino Unido y Alemania, los únicos junto al anfitrión (Dinamarca) que no tienen que pasar el examen de las semifinales. Habrá dos, el 6 y el 8 de mayo, y en la segunda participará Australia, con un número «grande y espectacular», han avanzado los responsables de la organización.

Un sueño que por fin verán cumplido los 'aussies'. Porque en Australia hay una enorme afición por el festival y el país ya ha mostrado en más de una ocasión su deseo de acudir como invitado. «Estamos en un mundo global, ¿no? Australia está a tan solo unas horas de avión. A mí me parece estupendo que participe. Mientras más se amplíe el concurso mejor», da el visto bueno José María Íñigo.

En Australia llevan emitiendo el concurso desde que el grupo sueco ABBA lo ganara en 1974 y todos los años se convierte en un fenómeno televisivo. Ahora falta por ver si se suma a la lista de países que tradicionalmente nos conceden los 12 puntos (muy pocos o ninguno) o cero 'points' (la mayoría).

Concursan 26 países

Lo que hagan los espectadores australianos nos lo contará Íñigo, que está encantado con su designación como narrador, un puesto que durante muchos años ocupó José Luis Uribarri: «Para mí es una alegría tremenda», comentaba ayer a este periódico. Al margen de fobias, ha querido recordar que Eurovisión es «el mayor espectáculo musical que hay en Europa. Y estar dentro de él es una auténtica lección para un profesional de la televisión». Será la cuarta vez consecutiva que retransmite el concurso, porque ya estuvo también en las ediciones de Düsseldorf (2011), Bakú (2012) y Malmö, este último año.

Íñigo ve a la representante española «en forma, porque posee una excelente voz y canta muy bien». «Tiene muchas facultades. Yo creo que hará un buen papel, que es a lo máximo que se puede aspirar». Aunque tampoco quiso echar las campanas al vuelo: «Lo de ganar es muy difícil. Para España y para cualquiera».

En total serán 37 países los que participen en Eurovisión, pero solo 26 disputarán la gran final. Los otros once quedarán eliminados en las dos semifinales previas. «Hay muy buenas canciones y muy buenos cantantes. Nuestro principal competidor será seguramente Reino Unido, cuya canción me encanta, o Armenia. Pero todavía tengo que verlas todas», explica Íñigo, que está estudiando poco a poco a los rivales de Ruth Lorenzo.

La artista murciana no sale especialmente bien parada en las encuestas online, que la sitúan en la cola, en el puesto veinte aproximadamente. Si se cumplen los pronósticos de los internautas, ganará Armenia. Unos 125 millones de personas de todo el mundo seguirán por televisión el certamen.