El rejoneador Mario Perez Langa corta tres orejas y un rabo en Moraleja

JUAN RAMÓN NEGRO GALÁNMORALEJA.

La plaza de Moraleja acogió ayer, con motivo de las fiestas de San Buenaventura 2019, un festejo de rejones en el que cuatro novillos de la ganadería de Monteviejo, conocidos por los patas blancas, fueron lidiados por los rejoneadores Mario Pérez Langa y Sebastián Fernández, que sustituyó a Joao Moura Cayetano, que presentó un parte médico por una lesión en un hombro.

Fernández estuvo bien con su primero y mató a la segunda, cortando una oreja y dando la vuelta al ruedo. Con su segundo estuvo bien toreando y matando a la primera con una buena estocada que le valió cortar otra oreja y dar otra vuelta al ruedo.

A Mario Pérez Langa le costó con un primer novillo muy complicado y difícil, pero le cortó una oreja y dio la vuelta al ruedo. Con su segundo hizo vibrar a todo el público y cortó dos orejas y el rabo.