Puerta grande para El Cid, Puerto y Galdós en Llerena

Los tres diestros saliendo a hombros de la plaza llerenense. / A. MARTÍN
Los tres diestros saliendo a hombros de la plaza llerenense. / A. MARTÍN

ANTONIO MARTÍN SANCHEZ LLERENA.

Calurosa tarde de toros ayer en la feria de Llerena, en la que la afición, que cubrió tres cuartos de la plaza, disfrutó de una buena corrida con astados de la cacereña ganadería de Herederos de Juan José Cano Muñoz, bien presentada y de juego irregular, y en la que los tres diestros, Víctor Puerto, Manuel Jesús 'El Cid' y Joaquín Galdós, salieron a hombros.

Víctor Puerto cortó sendas orejas a sus dos enemigos, estando en todo momento por encima de ellos. Le tocó en su lote dos toros sin ambición a los que solo sus ganas de agradar hizo poner en valor sus dos faenas, lo que agradeció el respetable con la petición de oreja en ambas.

El Cid hizo una buena faena a un buen toro colorado, ojo de perdiz, que siguió los engaños en todo momento, y al que cortó las dos orejas tras media estocada bien colocada. Al segundo de su lote, un morlaco negro zaino al que le propinó hondas series por ambos pitones, le cortó también las dos orejas con petición de rabo, tras una estocada entera en todo lo alto.

El joven torero peruano Joaquín Galdós estuvo toda la tarde con muchas ganas. Al primero de su lote le sacó unas tandas de naturales toreando muy despacio con mucho gusto, despachándolo con una estocada hasta los gavilanes tras un pinchazo, lo que le valió dos orejas. El último de la corrida, que brindó al director de lidia, Puerto, fue un toro sin transmisión, al que no le perdió la cara nunca y cortó una oreja tras matarlo de una estocada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos