Pablo Hermoso y Roca Rey triunfan en Sanlúcar de Barrameda

EFE

Sanlúcar. La elegancia del rejoneador estellés Pablo Hermoso de Mendoza y la entrega del joven peruano Andrés Roca Rey sirvieron ayer en Sanlúcar para que el público disfrutara de una interesante corrida, que acabó con ambos toreros a hombros tras cortar tres orejas cada uno.

El temple de Pablo Hermoso salió a relucir desde los primeros compases de la lidia, parando a su primer toro en los medios. En banderillas colocó a dos pistas y dio los pechos al toro con su cuadra. Mató de un certero rejonazo. Dos orejas para él.

El cuarto de la tarde se quedó muy parado y apenas colaboró. Por su entrega, el público le concedió una oreja para abrir la puerta grande.

El primero de Roca Rey fue a menos y que no sirvió apenas para el lucimiento. Su segundo se quedó corto en el capote y no regaló ni una embestida.

Muy noble fue el quinto, al que Roca Rey toreó por delantales con el capote y en una faena en la que destacó con la zurda. Le pidieron el indulto. Finalmente lo pinchó dos veces y se escapó el triunfo.

El mejor fue el sexto. Apretó en el caballo y galopó en banderillas. Roca comenzó con pases cambiados por la espalda en los medios. Redondos con mando para domar las codiciosas embestidas del burel. Circulares invertidos y manoletinas finales para colocar una buena estocada.