El novillero Manuel Perera es trasladado a planta tras salir de la UCI del Hospital Universitario de Badajoz

El novillero sin picadores Manuel Perera./A. P.
El novillero sin picadores Manuel Perera. / A. P.

El diestro de Villanueva del Fresno sufrió un grave accidente de tráfico por el que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

La extraordinariamente rápida recuperación experimentada por el joven villanovense Manuel Perera, hace pensar que el dicho de que 'los toreros están hechos de otra pasta' es absolutamente cierto.

El joven enfrenta su evolución con la misma fuerza, determinación y valentía que a un buen novillo, ya ha pasado en la mañana de este viernes 8 de febrero, de su estancia de la UCI Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Badajoz a ser ingresado en planta.

El novillero resultó herido de gravedad en el accidente que sufrió junto a sus compañeros, también novilleros, Yeray Gómez y Fran Amaya, los cuales resultaron heridos leves.

Perera, que ha empezado a experimentar hambre, ha podido comenzar a ingerir una dieta blanda a base de lácteos.

El tiempo que sea necesario para poder ser dado de alta definitivamente del Centro Hospitalario, lo pasará tranquilamente desde una habitación de dicho Centro, en la que ya podrá estar acompañado continuamente por sus familiares.

El traumatismo craneal de consideración grave con el que resultó herido Perera, requirió una intervención de varias horas tras la que se procedió a su ingreso en la UCI.

María Teresa Matos García, madre del novillero, quien permanece junto a su hijo en el hospital, ha declarado a HOY que, «Manuel está respondiendo muy bien al tratamiento, experimentando una notable mejoría en los dos últimos días«.

 

Fotos

Vídeos