Defensa unánime del beneficio de la tauromaquia para la región en la inauguración de la Feria del Toro

Primeros visitantes a la Feria del Toro de Olivenza. :: j.v. arnelas/
Primeros visitantes a la Feria del Toro de Olivenza. :: j.v. arnelas

La Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Olivenza coinciden en la importancia económica, cultural y turística del sector para Extremadura

J. M. M. P. OLIVENZA.

La definición de la tauromaquia como un espacio de oportunidades fue el punto de encuentro de las intervenciones del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; del alcalde de Olivenza, Manuel J. González Andrade, y del presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo Miranda, en el acto de inauguración de la XXVII Feria del Toro de Olivenza celebrado ayer.

El primer edil oliventino señaló la necesidad de «aprovechar los recursos del mundo taurino que han hecho de Olivenza una auténtica capital del toro» y han dado lugar al proyecto del mismo nombre que en octubre traerá a la localidad celebración del II Congreso Nacional de Turismo Taurino, promovido por el Patronato de Turismo y Tauromaquia de la Diputación de Badajoz.

En su afán por profesionalizar y mejorar este evento, que en esta edición ha crecido en cuanto a número de expositores, alcanzando el centenar, el Ayuntamiento de Olivenza trabaja por convertir su feria más conocida en Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, afirmó en su intervención «que la tauromaquia puede ser un espacio de oportunidades desde el ámbito turístico, dimensión económica y desde la vertiente de los nuevos valores» y recordó que con este último fin se fundó en 1998 la Escuela de Tauromaquia por la que han pasado muchos de los que hoy son grandes nombres del mundo taurino.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, cerró el acto de inauguración de esta XXVII Feria del Toro con una firme defensa de la tauromaquia, «no sólo como aficionado, sino con datos en la mano». Abogó por defender «sin complejos» el arte de la tauromaquia así como «huir de la simplificación» que en este tema aportan las redes sociales, ya que se trata de un sector «bueno» para el país y para la región.

Sin complejos

Vara lamenta que el taurino es el «único sector cultural» en el que se «exige» que aquellos a los que les gusta «lo tengan que estar defendiendo todo el día». Así, destacó que en las redes sociales, «hay que estar a favor o en contra» porque «han desaparecido los matices y la neutralidad». «Esta simplificación genera a veces distorsiones de la realidad; esa es la razón por la que yo creo que aquellos que nos gustan los toros hemos caído en muchos complejos, hemos defendido los toros acomplejados de lo que estábamos defendiendo, hemos defendido algo pero como intentando justificarlo», manifestó.

Además, Fernández Vara aseguró tener «razones» para defender la tauromaquia, puesto que, en el aspecto económico, el sector taurino es «bueno» para Extremadura y España y aportó diversos datos como su «coste mínimo», puesto que en los Presupuestos Generales del Estado contemplan 30.000 euros para esta actividad o como que solo 4 de 17 comunidades autónomas tienen ayudas en sus cuentas para este fin.

En ese sentido, también resaltó que los ingresos de IVA por actividades taurinas son de 43 millones de euros, «tres veces más que lo que se ingresa por IVA, por ejemplo, en el cine» -puntualizó- y por cotizaciones sociales de más de 12 millones de euros. «Entre IVA y cotizaciones sociales, casi 60 millones de euros van a las arcas públicas procedentes de la actividad taurina», ensalzó. También reseñó que un 1,16 por ciento de la ocupación laboral procede de este sector, así como que su volumen de negocio en la economía española es de 422 millones de euros y su impacto económico es de «más de 800 millones».

«Y tenemos la sensación de que los toros sobreviven gracias al dinero público», espetó Vara al tiempo que se preguntó: «¿y el que retorna, que? Porque de ese nadie habla y bien haríamos en ponerlo en evidencia». Por todo ello, Fernández Vara subrayó que lo que se va a ver en la Feria del Toro de Olivenza «es tradición, es cultura y es arte».

La programación de la XXVII Feria del Toro continuó ayer por la tarde con un encuentro del matador Ginés Marín con aficionados, la entrega de los Premios de la Feria del Toro 2016 y el concierto de la cantaora extremeña Celia Romero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos