Fandi, Manzanares, Roca Rey y una tarde triunfalista en Jerez de la Frontera

EFE JEREZ DE LA FRONTERA.

Los diestros David Fandila 'El Fandi', José María Manzanares y Andrés Roca Rey salieron ayer a hombros en Jerez de la Frontera, una tarde triunfalista en la que hubo demasiadas orejas para tan pocos méritos.

El Fandi abrió plaza con un flojo «cuvillo». Largas cambiadas de rodillas y un quite por lopecinas para pasar al tercio de banderillas en el que hizo las suertes con soltura. Después vino una faena cargada de muletazos por ambos pitones. La faena se saldó con una vuelta al ruedo al toro y una oreja para el granadino. El cuarto de la tarde se movió más y Fandila volvió a brillar con los palos. Mató de una estocada tendida y cayó otra orejita.

Manzanares propició un simulacro de tercio de varas. Al relance, trasero y escueto, se pasó al trámite de las banderillas. Y así llegó al tercio final, como si el resto de la lidia fuese un entremés falto de sal. Faena sin construcción y sin premio. Su segundo iba a su aire. La faena del alicantino fue un quiero y no puedo ante un deslucido toro del que poco se podía sacar. Dos orejas.

Roca Rey también optó por el simulacro en varas. Quite por chicuelinas de manos bajas. Al toro le faltaba gas. Noblote pero sin emoción. En el último de la tarde y sabiendo del triunfo de sus compañeros, Roca Rey salió con el machete entre los dientes. Y llegó un saludo capotero en los medios de rodillas. Y una larga donde el toro pasó por encima. La faena la construyó en los medios y tuvo más mando por el derecho. Tiró demasiadas líneas Roca Rey en una intervención que acabó con bernadinas ajustadas. Estocada entera y dos orejas.