Beyoncé seduce a Barcelona

Beyoncé, anoche en el concierto que ha realizado en Barcelona/
Beyoncé, anoche en el concierto que ha realizado en Barcelona

La cantante estadounidense ha conquistado a los 18.000 espectadores del Palau Sant Jordi con sus bailes sensuales, su potencia de voz y los constantes cambios de vestuario

EUROPA PRESSBarcelona

La cantante estadounidense Beyoncé ha conquistado a los 18.000 espectadores de procedencias muy diversas congregados en el Palau Sant Jordi de Barcelona dentro de la gira 'The Mrs.Carter Show World Tour 2014', protagonizada por sus bailes sensuales que han rozado el erotismo, su potencia de voz y constantes cambios de vestuario.

Como una novia, la artista se ha hecho esperar unos veinte minutos, y ha cantado para un auditorio que, pese a haber agotado entradas, se ha acumulado tan fuertemente ante el escenario que ha dejado media pista vacía.

El concierto ha empezado con su los movimientos de seis bailarinas, que han precedido la estelar aparición de desde dentro del escenario de Beyoncé, acompañada de seudofuegos artificiales, cañones de viento, un agitado movimiento corporal y su pregunta: "Barcelona, are you ready? Yeah! You are ready!". Muchas de las asistentes han acudido a su cita con Beyoncé con un lazo luminoso en la cabeza, imitando a uno que ella lució públicamente; mientras que la presencia de algún ilustre invitado, como el futbolista Cesc Fàbregas, ha robado momentos de protagonismo a Beyoncé centrando fotografías de los fans.

noticias relacionadas

La norteamericana ha entrado directa en materia con 'Run the wolrd', apuntada por miles de cámaras móviles, y, tras un rapidísimo cambio de vestuario, ha seguido por los temas de su nuevo álbum 'Flawless' y 'Yoncé', y después ha animado a su público a cantar con ella y aplaudir su 'Get Me Bodied', al que ha seguido un sensual y aclamado 'Baby Boy'. En la interpretación de 'Diva', Beyoncé ha jugado con los vuelos de su melena para pasar a un nuevo cambio de vestuario, mucho más ligero para darlo todo cantando y bailando 'Naughty Girl' rodeada de fuego.

En su corpiño dorado lleno de tachuelas, Beyoncé ha pasado a 'Blow', para cuyo baile se ha servido de una barra que le ha permitido marcar repetidos movimientos de cadera, y que se ha convertido en una barra de 'streaper' para la canción 'Partition' antes de hacer lo propio en una silla-podio sobre la que la cantante se ha retorcido.

Beyoncé ha cantado 'Haunted' ante la mirada escudriñadora del público, envuelta en neblina y con un largo vestido negro, del que en seguida se ha desecho para volver a sus bailes sexys con 'Drunk in love' ataviada con un mono dorado.

'Irreplaceable', en castellano

La estela amorosa ha seguido con su tema 'Why don't you love me', tras la cual Beyoncé ha pedido al público un aplauso para sus músicos, formado exclusivamente por mujeres, y entre estos temas ha cantado en castellano un fragmento de 'Irreplaceable' antes de bajar del escenario a darse un baño de masas para cantar en el centro de la pista sobre una plataforma y ensalzar la animación del público.

"Aunque estéis arriba os siento", ha dicho Beyoncé, y ha agradecido las muestras de cariño del público, y ha proseguido con 'Love on top' hasta llegar a la cúspide de 'Crazy in love' lleno de columnas de humo.

De este 'hit' ha pasado a su mítico 'Single Ladies', que ha llenado con con cañones de purpurina dorada para regocijo del público para pasar después a 'I will always love you', de Dolly Parton cantado caminando en una pasarela entre el público.

La velada ha comenzado a concluir con la solemnidad impuesta por su dramático 'Heaven', que Beyoncé ha interpretado de forma muy intimista y con un enorme chorro de voz, y que ha terminado con un fragmento en 'off' del Padre Nuestro arrancando un sonoro aplauso.

La cantante ha dado las gracias a su publico al entonar 'XO', y ha ido bajando la tensión con el conocido tema 'Halo' acompañado de una cortina de chispas, para afrontar el tema final 'Happy Birthday', donde ha aparecido agitando una bandera española.