En Río de Janeiro los superhéroes pueden besarse

Viñeta en que Wiccan y Hulkling se besan. /Marvel
Viñeta en que Wiccan y Hulkling se besan. / Marvel

El acalde de la ciudad carioca intentó prohibir la publicación de un cómic en el que dos jóvenes con superpoderes se besan

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

Podrían haber destruido el Cristo del Corcovado con una batalla épica. Podrían mostrado una de esas zonas de favelas en que la policía militar ni siquiera se atreve a entrar. Podrían haber mostrado un villano local con un rostro similar al de un político local. Podrían haber mostrado sus superpoderes con una violencia agresiva contagiosa. O podrían haber 'resucitado' aun personaje con magia. No, lo que le molestó al conservador alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, fue que dos superhéroes se besaran en una viñeta de un tebeo que se vende en la Bienal del Libro de la capital carioca. ¿Por qué? Ambos son varones.

«Chicos, necesitamos proteger a nuestros hijos. Como resultado, hemos determinado que los organizadores de la Bienal recopilen libros con contenido que no es adecuado para menores. No es correcto que tengan acceso temprano a temas que no son apropiados para su edad», argumentó el alcalde en Twitter para justificar su orden de retirar todos los ejemplares de 'Vengadores: La cruzada de los niños'. «Libros como este tienen que estar envueltos en una bolsa sellada de plástico negra con una advertencia en el exterior», ahondó para amenazar con cerrar la Bienal del Libro de Río de Janeiro por mostrar obras de «homotransexualismo» sin avisos externos. «Lo que hicimos es para defender a la familia. Ese asunto debe ser tratado en la familia, no puede ser inducido, sea en la escuela, en la edición de libros, sea donde sea», sentenció la cabeza de Río.

Portada de 'Vengadores: La cruzada de los niños' publicada en España. / Panini

Crivella, un pastor evangélico de 61 años, ha tardado en descubrir el tebeo que ahora le atormenta porque está disponible en Brasil desde el año 2012. Además, aunque en los cómics de Marvel los hijos se conciben fuera de las viñetas y las muestras efusivas de amor son menos habituales que las épicas, los superhéroes homosexuales de la Casa de las Ideas han estado presentes desde los años noventa del pasado siglo. El caso concreto que ha escandalizado a Crivella es el de un beso entre Wiccan y Hulkling (completamente vestidos). No era algo impulsivo. En la serie de tebeos a la que pertenece 'Vengadores: La cruzada de los niños' el hechicero y el guerrero mantienen una relación estable.

Nada nuevo para el pastor Crivella, vinculado a la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), una de las principales denominaciones neopentecostales del mundo. Ya afirmaba en un libro publicado en 1999 sobre su experiencia como misionero en varios países que la homosexualidad es una «conducta maligna», recuerda EFE. Ni siquiera ha evolucionado en paralelo a las medidas legales en Brasil. Desde 2011 se reconocen legalmente los mismos derechos a parejas homosexuales y heterosexuales (herencia, adopción, etc.), desde 2013 hay matrimonios reconocidos entre parejas del mismo sexo y desde junio la transfobia y la homofobia están igualadas como delito con el racismo.

La reacción al pastor evangélico que gobierna la ciudad carioca fue decidida e inmediata. Desde la feria literaria se negaron a aceptar, el Tribunal de Justicia de Río de Janeiro emitió con rapidez una medida cautelar que prohibía a los agentes de Secretaría de Orden Público de la Alcaldía secuestrar los ejemplares de este tebeo y otros similares -aunque no encontraron ninguno cuando lo intentaron- y el diario Folha de Sao Paulo mostró en su portada la imagen que sirvió de mecha. Y los visitantes consiguieron lo que menos le iba a gustar a Crivella: comprar todas las copias y demostrar que los superhéroes pueden besarse en Brasil.

Tebeos LGTBI para todos

El popular youtuber brasileño Felipe Neto, que tiene más de 34 millones de suscriptores en su canal, compró 14.000 ejemplares de temática LGBTI y los distribuyó gratuitamente en la Bienal, a modo de protesta, informa la agencia AFP.