La escritora Fay Weldon aborda los rechazos editoriales en su nuevo ensayo

La escritora británica Fay Weldon. /Archivo
La escritora británica Fay Weldon. / Archivo

En '¿Por qué nadie publica mi novela?', la 'best seller' británica analiza los motivos por los que algunas novelas se quedan en el cajón

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

La escritora británica Fay Weldon, autora de 'best seller' mundiales como 'Vida y amores de una maligna', dice que su primer libro cautivó al primero que la leyó y, por lo tanto, nunca ha recibido cartas de rechazo de las editoriales. El suyo es un caso de éxito en el mercado del libro y, sin embargo, Weldon hace un ejercicio de amena teoría en el ensayo '¿Por qué nadie publica mi novela?' (Círculo de Tiza). Para enhebrarlo construye un personaje -de ficción- que ha recibido seis negativas de su manuscrito y analiza, con buena dosis de ironía, por qué esa hipotética obra no ha logrado el interés del primer filtro para llegar a las librerías.

Declarada feminista militante y profesora de Escritura Creativa en un par de instituciones británicas, : la novela es «francamente» aburrida, «tal vez no tenías nada que decir», está escrita sin estructura ni concreción, no es moderna, la rechazó el departamento de marketing porque «no cree que se pueda vender», es ofensiva o «demasiado buena», o no pasaron de la primera página por la pésima redacción.

Un 80% de los manuscritos acaban en el cajón del autor, dice Weldon. En su estudio, en el que no falta el humor ni los ejemplos, desgrana estas «casillas» con un tono cercano, nada académico, quizás el que usa en las aulas universitarias con los aprendices a escritores.

Desde que a finales de los sesenta Weldon (Reino Unido, 1931) escribiera una obra de culto para las lectoras, titulada en inglés 'The fat woman's joke', ha indagado en personajes femeninos «sencillos» y con «sobrepeso», que ha llevado incluso a series de televisión de los setenta y ochenta. Por ejemplo, fue una de las guionistas de la célebre 'Arriba y abajo'.

Con más de treinta publicaciones, en el fondo de sus tramas está siempre una denuncia al sexismo social. En éste, su libro más reciente, da algunos consejos, que quizás ella misma ha puesto en práctica al sentarse a escribir: frente a la «amargura» y «humillación» del rechazo, «no te asustes». «Afróntalo. Sé valiente», dice. «No te dejes derrotar. Aprende». Corrige y reescribe.