«Si España sale de la crisis se acabará el debate sobre Monarquía o República»

La historiadora francesa Laurence Debray. /
La historiadora francesa Laurence Debray.

La historiadora francesa Laurence Debray lamenta en su libro 'Juan Carlos de España' que los españoles no tengan en cuenta lo que aporta la figura del Rey en el extranjero

EDURNE MARTÍNEZMadrid

"Felipe VI lo va a tener muy difícil para reinar". La historiadora francesa Laurence Debray, una de las personas que más ha estudiado la vida de Juan Carlos I, tiene claro que el nuevo Monarca se enfrenta a una situación muy complicada a su llegada al trono. Sin embargo, la hija de la escritora venezolana Elizabeth Burgos y el exministro francés Régis Debray, asegura que las manifestaciones de ciudadanos que piden un referéndum para decidir entre monarquía o república es "un falso debate" y que si España sale de la crisis "no se volverá a hablar del tema".

Así, Debray señala en su novela 'Juan Carlos de España' (Alianza editorial) que los españoles han utilizado a la monarquía "como chivo expiatorio" de una crisis global "en la que la gente necesita encontrar culpables". La historiadora, cuya tesis doctoral versa sobre el papel que jugó el rey Juan Carlos en la Transición, cree que este no es el momento de plantear un debate porque "los españoles deberían ocuparse más de cómo salir de la crisis". La autora de la biografía más reciente de Juan Carlos I explica que la monarquía española "protege como un paraguas" y conserva la unidad de España.

Precisamente la unidad del país puede haber sido uno de los problemas actuales de España por los que el rey Juan Carlos podría haber decidido dejar el testigo a su hijo. "El Rey se dio cuenta de que ya no podría servir como el símbolo fuerte que representa a España", asegura Debray. Además, según la autora, la abdicación también puede estar motivada porque "Juan Carlos ha visto que no puede ser el rey del Siglo XXI". Según la autora, todos los protagonistas de la Transición como Carillo o Suárez, junto con los que jugó un papel fundamental el rey Juan Carlos, "han muerto o ya no están en la política", por lo que es posible que el Monarca haya sentido "que debe ceder su sitio a una nueva generación".

La complicidad padre e hijo

Y es que Debray, que se entrevistó con padre e hijo seis días antes del gran anuncio, asegura que don Juan Carlos "no es un hombre que se agarre al poder, nunca lo ha hecho y eso tendría que valorarse más en España". La historiadora que narra en su libro toda la vida del Monarca, explica que don Juan Carlos "luchó mucho hasta llegar al poder" ya que tuvo que esperar que Franco le diera el título de sucesor, aguantó "muchas humillaciones", y tuvo que vivir desde los 10 años solo en España intentando restaurar la monarquía. "El Rey no es un hombre de poder, pero es un animal político", asegura la francesa.

La historiadora explica que, desde su perspectiva de extranjera, sabe que es "muy diferente" cuando el Rey llega a Francia en un viaje de Estado que cuando llega el presidente del Gobierno. "Es una sensación que solo da un rey porque está muy preparado, conoce a todos los jefes de Estado e inspira confianza", destaca Debray. Respecto al encuentro que tuvo pocos días antes de la noticia de la abdicación, la autora asegura que "no se imaginó nada" y que lo que más le llamó la atención fue la "increíble complicidad" entre padre e hijo. "Noté una gran conexión entre ellos, me marcó mucho la relación tan fuerte que vi entre ellos", señala.

"La llegada al trono de Letizia, de familia republicana, supone la reconciliación de las dos Españas que se enfrentaron durante la Guerra Civil, ella está muy conectada con la sociedad española y eso va a hacer que Felipe VI también cambie su punto de vista respecto a su padre", asegura Debray, quien recuerda que la nueva Reina está sometida a mucha presión porque "todos los ojos están puestos sobre ella".