'Vengadores: Endgame', ¿el mejor final de una saga de todos los tiempos?

Parte del plantel de 'Vengadores: Endgame'./
Parte del plantel de 'Vengadores: Endgame'.

El filme, tres horas de drama y acción, acerca al final la tercera fase del primer ciclo del Universo Cinematográfico de Marvel sin riesgos, directa a los fans del fenómeno

Borja Crespo
BORJA CRESPO

'Vengadores: Infinity War' figura entre las películas favoritas de las nuevas generaciones. Marvel, bajo el auspicio de Disney, ha sabido enganchar al personal y crear un fenómeno fan que puede superar al de Star Wars. El estreno de 'Vengadores: Endgame', aparentemente el final de un ciclo en el MCU (el Universo cinematográfico de Marvel, en inglés Marvel Cinematic Universe) -aunque según Kevin Feige, presidente de Marvel, será la próxima película de Spiderman la que cierre esta tercera fase-, va camino de convertirse en un hito en la historia del cine. Nunca antes se habían vendido tantas entradas por anticipado. Han sabido jugar sus cartas al máximo, con una campaña promocional bien orquestada, dando poca información, pero muy precisa, para despertar la curiosidad del espectador como nunca. La nueva entrega de la franquicia podía haberse estrenado sin un tráiler de presentación, sin avance publicitario alguno, salvo la cartelería o las fichas de los personajes principales, moviéndose a contracorriente en el terreno del marketing. Apenas hemos visto ráfagas de lo que ocurre en el planteamiento del filme, no hay sitio para los spoilers. Ni falta que hace, las salas se van a llenar igualmente. Los hermanos Russo han contribuido a la causa con un tuit fantástico: «Recuerda. Dr. Strange vio el final del juego 14 millones seiscientas cinco veces y no hizo ningún spoiler. Be like Dr. Strange».

Más información

Los Vengadores empezaron con fuerza su andadura de la mano de Joss Whedon. La primera entrega de las aventuras del supergrupo gozó del beneplácito de crítica y público. Sin embargo, su esperada continuación, 'Vengadores: La era de Ultrón', tropezó con más de una piedra inexplicablemente y no cumplió con todas las expectativas. 'Vengadores: Infinity War' supo recuperar el brío de la saga y su final dejó el listón muy alto -recordemos que, alerta spoiler, el megavillano Thanos aniquiló a la mitad del universo y apenas queda un puñado de superhéroes abatidos sin saber qué hacer-, a un nivel impensable con anterioridad, un cliffhanger mayúsculo. 'Vengadores: Endgame' recoge el relevo emocional, aprovechando la ola gigante, para surfear como el rey del mar. Sabe qué ofrecer a los seguidores de Marvel Studios, Marvel es tu Dios, desde el primer minuto. Con la audiencia entregada sólo queda esmerarse en ofrecer espectáculo y que encajen todas las fichas del puzzle. Así es. Con una duración de tres horas, que se hacen cortas, se cierra la tercera fase del primer ciclo del MCU, sin riesgos, con una propuesta que mira directamente a los hinchas de la franquicia y se apunta algún que otro giro imprevisible.

Disney siempre gana

'Vengadores: Endgame', el cuarto episodio de una cabecera millonaria que conecta con un total de 22 títulos, ha provocado aplausos en algunos momentos durante el limitado pase de prensa, algo que rara vez ocurre, luego los más entusiastas le harán la ola y son legión los que repetirán sesión. Brotarán las lágrimas en la sala oscura. El gran lanzamiento de la temporada consigue la épica que le faltaba a la anterior entrega de la odisea, mostrándose sensiblera desde la primera secuencia, tocando la fibra del espectador a conciencia, exprimiendo cada partícula afectiva. 'Vengadores: Infinity War' es, indudablemente, un buen artefacto de entretenimiento, pero no pasará a la historia del séptimo arte por sus virtudes cinematográficas precisamente, como su continuación. El drama y la acción fluyen una vez más entrelazándose en un festival de referencias arrollador. Sentimentalmente hablando, ¿es el mejor final en la historia de una saga de estas características? A la espera del estreno del último capítulo de 'Star Wars', Marvel se lleva la palma, luego Disney siempre gana.

Iron Man, en un fotograma de la película.
Iron Man, en un fotograma de la película.

Sabiéndose caballo ganador, 'Vengadores: Endgame' avanza con ritmo constante, se permite subrayar con algunos diálogos lo que está pasando sin que rechinen los oídos y se deja llevar en algunos instantes por un maravilloso sentido del humor -en mayor dosis- que combina estupendamente con los traumas habituales de los superhéroes, aliviando el aire denso de la epopeya. Los hermanos Russo, y toda mente implicada en la grandilocuente hazaña, saben tomarse la historia lo suficientemente en serio para no pasarse de frenada. Es recomendable ver todas las películas anteriores para disfrutar al máximo del espectáculo. En realidad, devoramos este avasallador estreno, idolatrado por anticipado, como si de la temporada final de una serie adictiva se tratase. Nos han llevado de la mano hasta aquí, hasta la gran batalla final contra Thanos, ¿el inevitable? El despliegue de artillería final erizará la piel de los grandes devotos.

Tres fotogramas de la película.

Información importante: no hay escena escena postcréditos.'Vengadores: Endgame' finaliza abriendo nuevas vías por las que transitar igualmente, entroncando con la travesía de los cómics de partida: nunca hay que olvidar que este fenómeno imparable nació de las viñetas, del papel a la multipantalla. Iron Man y Capitán América llevan el peso del drama, mientras la acción se reparte. Hay alguna baja, los sentimientos a flor de piel de los fans, forjados película a película, encariñándose con los personajes, están ahí para algo. Todo se ha contado antes por algo. El rompecabezas cuadra con los justos sobresaltos. No falta esa sororidad entre heroínas, vislumbraba en la anterior entrega, dimensionada, como todo lo demás. Los seguidores de 'DC's Legends of Tomorrow', la competencia, tendrán algún momento de déjà vu. El show no acaba, tan solo se toma un descanso.

Temas

Cine