Amenábar y los directores de 'Loreak' competirán por la Concha de Oro con dos historias de la Guerra Civil

Antonio de la Torre encarna a un 'topo' de la Guerra Civil escondido durante 33 años en 'La trinchera infinita', de Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga./
Antonio de la Torre encarna a un 'topo' de la Guerra Civil escondido durante 33 años en 'La trinchera infinita', de Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga.

'Mientras dure la guerra' reconstruye los últimos meses en la vida de Miguel de Unamuno, al tiempo que 'La trinchera infinita' narra el drama de un 'topo' que permaneció 33 años escondido

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

El Festival de San Sebastián, que celebrará su 67 edición del 20 al 28 de septiembre, se ha hecho para su sección oficial con dos de los títulos más esperados del año. Ambos revisitan la Guerra Civil desde diferentes perspectivas. Desde 2004, cuando 'Mar adento' le brindó el Oscar de habla no inglesa, Alejandro Amenábar no rodaba en castellano.'Mientras dure la guerra' reconstruye los últimos meses de la vida de Miguel de Unamuno (Karra Elejalde), desde que decide apoyar la rebelión militar de Franco a su célebre enfrentamiento con Millán Astray en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca.

Por su parte, los directores de 'Loreak' y 'Handia' ruedan por primera vez en castellano 'La trinchera infinita'. Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga firman el drama de un 'topo' de la Guerra Civil que se recluyó en su casa en 1936 y no salió a la luz hasta 1969, cuando la dictadura franquista promulgó un decreto por el que prescribían todos los delitos cometidos antes del fin de la contienda. Antonio de la Torre encarna al protagonista, un concejal de izquierdas de un pueblo de la sierra de Huelva, que se oculta pensando que será cuestión de días y acaba 33 años muerto en vida.

Alejandro Amenábar convierte a Karra Elejalde en Miguel de Unamuno en 'Mientras dure la guerra'.
Alejandro Amenábar convierte a Karra Elejalde en Miguel de Unamuno en 'Mientras dure la guerra'.

Como viene siendo habitual en los últimos años, la sede madrileña de la Academia de Cine ha acogido la presentación del cine español presente en el Zinemaldia. En total, quince títulos repartidos por las diferentes secciones, aunque los que más darán que hablar serán 'Mientras dure la guerra', que llegará a los cines el 27 de septiembre, en pleno festival, y 'La trinchera infinita', que se estrenará el 31 de octubre. «Esta película es especial porque, además de contar algunos hechos históricos que muchos habrán olvidado y otros ni siquiera conocíamos, apela muy directamente a nuestro presente y a nuestra condición como ciudadanos que conviven, discuten y a veces, lamentablemente, se destruyen», defiende Amenábar, que compite por primera vez en San Sebastián. «Siento que la historia de Unamuno está hoy más viva que nunca».

El trío de directores de 'La trinchera infinita' dejaron el listón muy alto con los diez Goyas de 'Handia', un hito del cine vasco. «Nos atraía la idea de contar la historia desde el punto de vista del protagonista, que está presente en casi todos los planos de la película», afirman Arregi y Goenaga, que estuvieron en el set mientras Garaño iba montando en San Francisco la película a la vez que se rodaba. «Este es un relato sobre el miedo en un sentido alegórico, metafórico. Un tema muy vigente: miedo a dar el paso, a separarte, a salir del armario, a dejar tu trabajo».

La tercera cinta española que competirá por la Concha de Oro será 'La hija de un ladrón', ópera prima de la joven directora barcelones Belén Funes, que cuenta con el gran atractivo de juntar en pantalla a Eduard Fernández (que encarna a Millán Astray en 'Mientras dure la guerra') y su hija Greta Fernández, dando asimismo vida en la ficción a un padre y su hija. Ella es la madre un bebé acostumbrada a valerse sola en la vida. Hasta que su padre sale de la cárcel para complicarle las cosas. Daniel Sánchez Arévalo, por su parte, participará por primera vez en la sección oficial –fuera de concurso–con 'Diecisiete', un drama que narra la relación de un chico internado en un centro de menores (Biel Montoro) con su hermano mayor (Nacho Sánchez). Es la primera producción de Netflix que participa en la sección oficial de San Sebastián.

Eduard Fernández y su hija Greta Fernández trabajan por primera vez juntos en 'La hija de un ladrón', ópera prima de la barcelonesa Belén Funes y tercera cinta española aspirante a la Concha de Oro.
Eduard Fernández y su hija Greta Fernández trabajan por primera vez juntos en 'La hija de un ladrón', ópera prima de la barcelonesa Belén Funes y tercera cinta española aspirante a la Concha de Oro.

En la sección Nuevos Directores, que contiene primeras y segundas películas, figuran las óperas primas de dos directoras. 'La inocencia', de la valenciana Lucía Alemany, gira en torno al verano de una adolescente en su pueblo de Tarragona. 'Las letras de Jordi', de la donostiarra Maider Fernández Iriarte, es un proyecto desarrollado en el programa de residencias Ikusmira Berriak de Tabakalera y el Festival de San Sebastián, centrado en la relación de la propia directora con un hombre de 51 años con parálisis cerebral que una vez al año peregrina al Santuario de Lourdes.

Otro de los títulos españoles más esperados de la próxima temporada cinematográfica será 'Adiós', de Paco Cabezas, un thriller de corrupción y narcotráfico ambientado en Sevilla que cuenta en su reparto con Mario Casas, Natalia de Molina y Carlos Bardem. San Sebastián lo estrenará en la Gala de Radio Televisión Española. También verá la luz en el Zinemaldia 'Vida perfecta', la serie que Leticia Dolera ha dirigido en medio de la polémica tras el despido de la actriz Aina Clotet al quedarse embarazada. La crónica de tres treinteañeras en plena crisis vital que se verá por primera vez en el Velódromo de Anoeta antes de que Movistar la exhiba.