A elegir entre el bar o los estudios

A la izquierda 'Los Water' y a la derecha 'Otro quinto por favor'. / J. V. Arnelas

'Otro quinto por favor' y los científicos de los Water se confirman un año más como dos de las murgas más fuertes

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

La tercera jornada de preliminares del Concurso de Murgas del Carnaval de Badajoz presentó, con seguridad, a dos de las murgas que se disputarán el título. Son los camareros y clientes de 'Otro quinto, por favor' (Niños y Murallitas) y los científicos famosos de los Water Closet.

Tras la primera batalla, parece que los del bar llevan cierta ventaja sobre los estudiosos teniendo en cuenta la reacción del público. Los espectadores disfrutaron, como siempre, con los Water Closet, pero se volvieron locos con los de Chiqui y Regaña y con la vuelta de Cano. Pero habrá que esperar porque faltan muchas letras por delante.

En el resto de la jornada, Yo no salgo va fuerte este año con sus guerreros y La Mascarada hizo un buen papel en su 20 aniversario.

Yo no salgo Yo no salgo va a dar guerra este año

La noche de este jueves comenzó con Yo no salgo que este año son guerreros pacifistas. Todo indica que van a dar guerra porque tienen uno de sus mejores repertorios hasta ahora. Son muy divertidos y además del cachondeo que presentan, hay mucho mensaje como su pasodoble a la falta de crítica en las murgas o su cuplé al alcalde.

El traje, como soldados de distintas épocas, está muy logrado. Hay un samurai, un espartano, un mongol, un cruzado e incluso un Uruk-hai de 'El Señor de los Anillos'. El puntazo es que uno de ellos representa al futbolista Julen Guerrero.

Yo no salgo va muy fuerte este año. Incluso han mejorado en voces. No es su punto fuerte, pero este año no les penalizará tanto por lo que pueden llegar muy lejos. Estos gamberros serán imprescindibles este Carnaval.

Ahora es cuando Ahora es cuando paga la novatada

'Ahora es cuando' fueron los segundos de la jornada y una de las actuaciones más flojas hasta el momento. Pagaron la novatada y es que no es fácil debutar en una noche con tanto nivel.

Son una granja con distintos animales. No fue un mal montaje para debutantes aunque algún veterano había por ahí. Lo peor fue su forma de cantar. Hubo más de un gallo, además del disfrazado. Se nota que tienen un par de cantantes, pero no fueron capaces de arrastrar a los demás y desafinaron con ganas.

Tuvieron puntazos, como el espantapájaros De Gea o la cabra de la Legión, pero muchos de sus chistes acabaron con el silencio de la sala. Puede ser porque no les entendieron o porque no les gustaron.

A esta murga nueva le queda mucho por trabajar porque cometieron muchos errores de novatos. Por ejemplo, se colocaron detrás de un vallado. El efecto queda bien, pero después de la presentación, se quita y el grupo debe adelantarse, para ganar movilidad y para que se les escuche mejor. Sus maquillajes también les cubrían demasiado y perdieron expresividad. Y, por último, por favor, que alguien les diga a estos chicos que hace tres años que no hay semáforo en el concurso.

Los Water Closet Los Water optan al Nobel

Y llegaron 'Los Water Closet' y pusieron al público en pie con sus científicos famosos. Lo que es digno de estudio es saber si esta murga tiene techo, ¿hasta cuando se puede mantener ese nivelazo?

Los vigentes campeones no decepcionaron y este año apuestan por disfraces individuales, un estilo en el que se manejan a la perfección y al que saben sacar punta. En su actuación están Darwin y Copérnico, el dúo Sansinena-Juanlu, y Einstein, Hawking, Newton... No quedó un chiste sin aprovechar y seguro que habrá sorpresas.

De nuevo demostraron que son la mejor murga para enlazar con el público, especialmente con sus puntazos del estribillo. Este año los 'hits' del Carnaval pueden ser la versión de 'Mi carro' o 'No puedo vivir sin PI'.

Murguer Queen Las Murguer vuelven sin energía

Tras el descanso llegó la vuelta de las Murguer Queen al certamen. Sobre el papel, esta murga debutó hace ya 10 años, pero ha sonado a debutantes, especialmente porque parecían asustadas. A su actuación, muy plana, le ha faltado energía y volumen.

Este año son ratas callejeras. Un disfraz bien solucionado que, sin embargo, no se puede decir que sea bonito. El mayor problema con el que se han encontrado es que su música no se escuchaba, así que las voces iban atemorizadas. Las guitarras apenas han sonado y parecía que solo las acompañaba la caja. En el patio de butacas se podía escuchar la respiración de la gente.

Por lo visto, parte de este conjunto se ha renovado y han contado con gente de la cantera, lo cual es una gran noticia, que comiencen a debutar los de los certámenes juvenil e infantil. Quizá esas incorporaciones le sirvan para arrancar desde cero y venir los próximos años con más fuerza.

La Mascarada La Mascarada cumple 20 años frente al toro

Energía puso desde el minuto cero La Mascarada. Los de Pedro Cruz cumplieron 20 años con su mejor actuación de los últimos años. Hace seis ediciones que la semifinal se les resiste, y no es fácil, pero esta ha sido su mejor candidatura desde hace mucho.

Los de Almendralejo son la murga foránea más veterana y no siempre se han sentido bien tratados pero parece que el cumpleaños les ha servido para dejar los rencores a un lado y disfrutar con ganas de su actuación. Son forcadores portugueses y tienen varios puntos divertidos. Lo mejor ha sido el primer pasodoble, a su aniversario en el certamen, que se ha convertido en un homenaje a La Brigada Antiardores, el grupo que les abrió las puertas del Carnaval de Badajoz. Han sacado a dos de sus componentes al escenario protagonizando uno de los momentos más emotivos de esta edición.

Otro quinto, por favor Otro quinto, por favor, y otro más, y otro

La noche terminó en alto con la actuación de 'Otro quinto, por favor'. Se trata de una actuación a dúo con un camarero y su cliente Ramón y logró que el público les ovacionase desde la presentación. Lograron las carcajadas más sonadas hasta ahora y también destacaron por el repertorio con tono actual. En estos Carnavales no hay que perderse su comparación con los restaurantes portugueses o su cata de vino.

El grupo formado por Niños y Murallitas ha presentado su mejor repertorio, con diferencia, desde que se fusionaron en 2016 y este puede ser su año.