Vuelven las multitudinarias juras de bandera con el aumento de alumnos en Cáceres

Las gradas se llenaron para ver a 1.138 hombres y 81 mujeres besar la Bandera. /Jorge Rey
Las gradas se llenaron para ver a 1.138 hombres y 81 mujeres besar la Bandera. / Jorge Rey

Más de seis mil personas arroparon ayer a los 1.219 nuevos soldados del primer ciclo de 2019; en noviembre vendrán 1.445

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

«Cada vez viene más gente a las juras de bandera. Hay un alumno que ha reservado hotel en Cáceres para doce familiares», comentaba ayer un mando del Cefot mientras veía a cientos de personas yendo de un lado para otro, colocándose en las gradas para ver el acto castrense en el que ayer pasaron a ser soldados de España 1.138 hombres y 81 mujeres.

Más de seis mil personas acudieron a la Jura. Había tanta gente que se cortó la Nacional 630, desde la rotonda del Ferial a la del Cefot. Se obligaba a los asistentes a aparcar los coches en el Recinto Ferial, para luego ir andando al acuartelamiento. Una vez que llegaban al recinto militar se encontraban con un espacio lleno de gente, en donde no faltaban puestos de venta de café y bocadillos, retretes portátiles y hasta vendedores de la ONCE.

Cada vez son más los alumnos que vienen a formarse a Cáceres, y también son más los familiares que acuden a sus juras de Bandera a los dos meses de su formación.

Arriba, desfile entre aplusos de los nuevos soldados del Ejército; abajo a la izquierda, asistentes al acto esperando a que salgan sus familiares de permiso; y a la derecha, el coronel jefe del Cefot con el alumno número 1, Fernándo Sánchez Jiménez. / Jorge Rey

El acto de toma de juramento de fidelidad ante la Bandera, supone ya ser soldados, y no todos llegan a esta meta. Los 1.219 jóvenes que ayer besaron la Bandera entraron en el Cefot de Cáceres el pasado 27 de mayo, y lo hicieron con otros 118 que en estos dos meses han abandonado. El coronel jefe del Cefot, Francisco de Asís Ramírez, indicaba que estas bajas, «demuestran que no solo es querer, también es poder. Hemos tenido bajas porque el grado de exigencia lo marca la propia formación, que hace que aquel que no tenga el suficiente carácter o fuerza de voluntad, voluntariamente se va».

Las Juras normalmente comienzan a las doce de la mañana, pero la de ayer hacía tiempo que se había adelantado a las diez para evitar el calor; pero lo cierto es que hacía algo de fresco y la gente se abrigaba con lo que podía. «Estoy con una toalla del hotel - decía una mujer venida de Galicia que tenía la toalla sobre los hombros -. Mi hijo estaba diciendo todo el tiempo que en Cáceres hacía mucho calor y aquí estoy... pasando frío».

Desfile entre aplausos de los neuvos soldados del Ejército.
Desfile entre aplausos de los neuvos soldados del Ejército. / Jorge Rey

Las personas que asistieron a la Jura interrumpieron varias veces el acto con aplausos. «Ha estado muy bien - comentaba al final de la Jura Melchor Torreño - Nosotros hemos venido desde Cádiz a estar con mi hijo y me ha gustado. Me ha recordado cuando hice la mili en Tarifa».

Los 1.219 nuevos soldados desde ayer, estarán ahora un mes de permiso. Volverán en septiembre al Cefot para formarse otros dos meses. A los pocos días de irse, en noviembre llegarán otros 1.445 jóvenes que jurarán Bandera el 27 de enero de 2020. Una Jura que será aún más multitudinaria que la de ayer.

Más