Virgen de Guadalupe ganará espacio a costa de las acacias y no eliminará aparcamientos

Vista detallada de la zona de subida de la vía en dirección a Ruta de la Plata. :: l. cordero/
Vista detallada de la zona de subida de la vía en dirección a Ruta de la Plata. :: l. cordero

La remodelación de la calle Gómez Becerra y su posible transformación en plataforma única será consensuada con los vecinos y comerciantes

MANUEL M. NÚÑEZ CÁCERES.

La reforma de Virgen de Guadalupe se pondrá en marcha bajo la premisa que recoge el Pimus (Plan de Infraestructuras para la Movilidad) de ganar espacio en el centro. Si se dibuja una arteria de doble carril y con aceras más anchas, no había más opciones que intervenir por la mediana central o suprimir aparcamientos. El Ayuntamiento ha encargado el estudio técnico a una empresa de ingeniería. El portavoz municipal, Rafael Mateos, avanzó ayer que la decisión definitiva se tomará en los próximos días. Sin embargo, está decidido que no se van a eliminar más plazas de aparcamiento y tampoco se consideran viables las alternativas que presentó el colectivo Cáceres Verde, partidario de un solo carril. Se verán afectadas las acacias, que como ya informado este diario han comenzado a ser trasladadas para garantizar su supervivencia.

«No podemos condicionar el desarrollo de la vía porque haya cuatro acacias más o menos», vino a decir ayer el representante del Ejecutivo local, dispuesto a que Cáceres Verde reciba explicaciones en primera persona. Sin embargo, la remodelación sigue su curso. Cuenta con una partida de 600.000 euros y cambiará una de las principales arterias de la capital con mejoras para los peatones, en accesibilidad y con acerados más amplios. Era una demanda vecinal que venía de lejos y que incluso ha llegado a figurar entre las propuestas de los presupuestos participativos. «Ahora es el momento de salvar esos árboles con su traslado para su posterior replantación», ya que hay más de un 90 por ciento de posibilidad de éxito, según Mateos.

Cáceres Verde califica lo sucedido como «un atropello», ya que sostiene que «no se puede comenzar una remodelación sin que esté aprobado el proyecto». Anuncia que seguirá su lucha para «salvar el bulevar y evitar que la avenida se convierta en una vía rápida». Virgen de Guadalupe es la octava calle de Cáceres con más intensidad de tráfico. Suma 12.500 vehículos al día. Unos 7.000 se dirigen hacia Gil Cordero y Ruta de la Plata. La primera es la arteria con más densidad y se acerca a los 29.000 vehículos.

PSOE y Gómez Becerra

El PSOE criticó ayer que el Gobierno haya decidido trasladar las acacias sin llegar antes de una «decisión consensuada» sobre la reforma con los propios afectados. Sostiene que ha incumplido el compromiso de estudiar las alternativas presentadas y ha actuado de forma poco transparente.Por otra parte, en relación a la calle Gómez Becerra, el concejal de Tráfico se reunirá en los próximos 15 días con los vecinos para buscar una solución de consenso sobre el proyecto futuro de esa calle. También se consultará de nuevo a los comerciantes. No se descarta la alternativa de la plataforma única y la restricción completa de tráfico.

«Si va a ser peatonal o no de forma definitiva será una decisión que tomemos entre todos», sugiere Rafael Mateos. El concejal portavoz informó ayer sobre la nueva campaña de sensibilización en seguridad vial que impartirán los agentes de la Policía Local por los colegios de la ciudad. Se pretende concienciar a los escolares cacereños sobre la importancia de este asunto. La primera experiencia será el lunes en el Diocesano.