El 'violador de La Madrila', a la espera de una nueva vista judicial que decidirá si ingresa en prisión

Juicio contra el conocido como 'violador de la Madrila', en diciembre de 2002. :: HOY/
Juicio contra el conocido como 'violador de la Madrila', en diciembre de 2002. :: HOY

EFE

El conocido como 'violador de La Madrila' está a la espera de que se celebre una nueva vista para determinar su ingresa en prisión después de la agresión sexual que cometió el pasado 1 de enero tras haber cumplido una condena de 15 años por dos violaciones en la citada zona de copas cacereña en 2002.

Así lo ha explicado la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, tras el acto de acto de toma de posesión del nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Badajoz, y ha recalcado que la Policía Nacional «lo que tiene que hacer es garantizar la seguridad de todos los ciudadanos de Cáceres y es lo que va a hacer».

«Trataremos, dentro de la legalidad, de mantener controles, para evitar que esa persona que ha sido condenado anteriormente por delitos similares vuelva a reincidir», ha dicho.

Más información

La delegada ha subrayado que se trata de una decisión judicial que el presunto agresor esté en libertad sin ningún tipo de medida preventiva y ha añadido que el sujeto «tiene actualmente libertad de movimiento».

«Creemos que pronto habrá esa nueva vista judicial para determinar si se produce o no un nuevo ingreso en prisión y estamos a la espera», ha matizado después la delegada, quien ha insistido que «mientras siga en libertad, mantendremos una vigilancia en la que trataremos de impedir que se produzca ningún tipo de delito».

Por lo tanto, ha enviado un mensaje de «tranquilidad a todos los ciudadanos de Cáceres, sobre todo, a las ciudadanas», la misma línea en la que se ha expresado hoy el portavoz del Gobierno local y edil de Seguridad, Rafael Mateos.

Según Mateos, la alcaldesa, Elena Nevado, se reunió ayer con el comisario jefe provincial de la Policía Nacional, Julio Ros; y el jefe de la Policía Local, Benedicto Cacho, para tratar este asunto.

«Nos preocupa, pero queremos lanzar un mensaje de tranquilidad. Estamos en un Estado de derecho y el presunto agresor está en libertad, por lo que solo podemos tomar medidas de precaución», ha precisado Mateos.

 

Fotos

Vídeos