Las víctimas indican al Juzgado que no se oponen al indulto de los hosteleros de La Madrila si pagan

Momento de la entrega de firmas para pedir el indulto de los hosteleros condenados por el ruido en la madrila. /HOY
Momento de la entrega de firmas para pedir el indulto de los hosteleros condenados por el ruido en la madrila. / HOY

Los condenados empiezan a pasar hoy por el Palacio de Justicia para que se les notifique la sentencia firme de forma individual

SERGIO LORENZO CÁCERES.

«Esta acusación particular no se opone a la suspensión de las penas de prisión, en cualquiera de sus modalidades, siempre y cuando sean satisfechas, en su integridad, las indemnizaciones establecidas por sentencia firme en concepto de responsabilidad civil, así como las multas y las costas devengadas en el procedimiento». Es lo que dice un escrito presentado en el Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres por parte del abogado que representa a la Asociación Cacereños Contra el Ruido y a 13 vecinos de La Madrila afectados por el ruido que procedía de locales nocturnos.

El que los afectados, las víctimas del ruido, no quieran que vayan a la cárcel los hosteleros condenados si pagan, es un paso importante a la hora de tener más oportunidades para que obtengan un indulto parcial que les libre de ir a prisión.

Los once hosteleros condenados han pagado ya a los afectados, salvo uno que asegura que no tiene dinero.

La alegación de la acusación particular viene a complementar la decisión de los grupos políticos en el Ayuntamiento de Cáceres. En el pleno del pasado 20 de diciembre, el Partido Popular, el PSOE, Ciudadanos y CáceresTú-Podemos decidieron, por unanimidad, apoyar la solicitud de indulto parcial solicitada por los condenados en el 'caso del ruido', «tendente exclusivamente a evitar su ingreso efectivo en prisión». La solicitud de los grupos políticos se condicionaba a tener en cuenta la postura de los vecinos afectados. Resaltaban que pedían el indulto, «siempre y cuando no cuenten con la oposición expresa de los afectados».

Los grupos destacaron en la moción aprobada, que los condenados habían mostrado públicamente su arrepentimiento, e incluso habían pedido disculpas a los perjudicados.

Por otra parte, hoy comienzan los condenados a pasar por el Palacio de Justicia para que, de manera individual y estando presentes, se les notifique la sentencia ya firme. Con cada uno se estudiará si han efectuado el pago de las multas y las indemnizaciones y se verá la aplicación de la inhabilitación. Por el Palacio de Justicia tendrán que pasar la exalcaldesa socialista Carmen Heras, el exconcejal Carlos Jurado, y los once hosteleros condenados.

Es un paso más hasta que la titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres decida si los hosteleros van o no a prisión al tener que ejecutar la sentencia que ya es firme.

Los expolíticos condenados no irán a prisión al ser su condena inferior a dos años de prisión. Se ha sentenciado a cada uno a un año y nueve meses de prisión y a ocho años y medio de inhabilitación.

De los once hosteleros encontrados culpables de causar contaminación acústica y originar daños a vecinos, diez han sido condenados a dos años y tres meses de prisión, y uno a dos años y nueve meses.

Además de pagar indemnizaciones a vecinos, multas y las costas de los juicios, a los hosteleros se les prohíbe ejercer la hostelería en cafeterías, pubs, bares, discotecas, salas de fiesta y cualquier local que cuente con equipo de reproducción sonora. La inhabilitación es de un año y nueve meses para cuatro de ellos, para cinco es de año y medio, y para dos es de un año.

Todos los hosteleros han pedido el indulto, y ahora el Juzgado que les condenó tiene que decidir si ingresan o no en la cárcel hasta que decida el Gobierno.