Los vecinos de la parte antigua de Cáceres piden a la Policía que mida el ruido de la pista de hielo

Los vecinos de la parte antigua de Cáceres piden a la Policía que mida el ruido de la pista de hielo

M. J. T.

Está llamada a ser el principal atractivo del programa navideño. La pista de hielo de la Plaza Mayor recibirá hoy a sus primeros patinadores. La inauguración está prevista a las doce del mediodía. Pero antes de abrir sus puertas la instalación ha recibido ya sus primeras críticas.

A las quejas por la estética de su plataforma, se suman ahora las molestias por ruido ocasionadas a los residentes de la Plaza Mayor. Juan Manuel Honrado, presidente de la asociación de vecinos Ciudad Monumental, realizó ayer una petición formal a la Policía Local para que mida los decibelios emitidos por esta instalación. Según ha relatado a este diario, varios asociados le trasladaron ayer sus quejas por los ruidos generados durante la noche por las máquinas compresoras encargadas de congelar el hielo de la pista y de mantenerlo frío. Estas máquinas también están operativas durante el día. Para la asociación, puntualizó Honrado, el problema del ruido es mucho más prioritario que el de la estética.

Desde este colectivo se pide al Ayuntamiento que todos los eventos realizados en el casco antiguo sean sostenibles. Sobre la pista de hielo, consideran que va a ser un elemento dinamizador para los negocios de la zona, pero creen que la estructura instalada «no es la adecuada para el lugar donde se monta; es un pegote en todos los sentidos incluso sin carpa», ha indicado la asociación.

Esta vez el Ayuntamiento ha sido más riguroso con el empresario de la pista que en 2012, año en el que se colocó la pista en la Plaza bajo una carpa de plástico. En esta ocasión, se ha exigido que la pista sea abierta, sin carpa. La alcaldesa, Elena Nevado, ha defendido que la instalación actual ha sido supervisada por los técnicos del Ayuntamiento.

La regidora, además, ha apuntado que la pista, colocada sobre una gran plataforma de 40 por 20 metros que salva del desnivel existente en la Plaza Mayor, será un estímulo para el comercio local de las calles Moret y Pintores.

 

Fotos

Vídeos