Los vecinos se movilizan para que la fibra óptica llegue a la parte antigua de Cáceres

Sonia Martínez, vecina de la Ciudad Monumental, carece de fibra óptica en su estudio. :/Jorge Rey
Sonia Martínez, vecina de la Ciudad Monumental, carece de fibra óptica en su estudio. : / Jorge Rey

Los residentes inician una recogida de firmas trasla moción aprobada en pleno la semana pasada para solventar esta carencia tecnológica

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

«Tenemos un servicio de internet muy malo. Hay picos de velocidad. Unas veces va bien y otras muy despacio», ilustra Carlos Fernández, que reside en la calle Obispo Álvarez de Castro, muy cerca del Palacio de Moctezuma, en plena Ciudad Monumental de Cáceres. En su casa navega con una línea de ADSL y cada vez que intenta contratar fibra óptica se encuentra con la misma respuesta por parte de las operadoras. «Nos dicen que aquí la fibra no llega. Pero nosotros también queremos vivir en el siglo XXI», reivindica este profesor universitario.

Los residentes se han cansado de esperar y han decidido pasar a la acción. Carlos capitanea, de la mano de la asociación de vecinos Ciudad Monumental, una campaña de recogida de firmas que arrancó el viernes. «La asociación de vecinos está recopilando firmas para que las compañías telefónicas traigan por fin la fibra óptica a nuestro barrio», reza el encabezamiento. El colectivo ha distribuido un formulario entre sus 262 asociados a través de un grupo de difusión de whatsapp en el que invita a los residentes a confirmar si están interesados o no en contar con este servicio en sus viviendas.

La información recopilada se hará llegar a las compañías operadoras y al Ayuntamiento. «En un día conseguimos 40 firmas», ilustra Carlos. Hay que tener en cuenta que la Ciudad Monumental tiene 348 residentes empadronados. Su baja densidad de población es, a juicio de los vecinos, uno de los motivos por los que a las compañías no les interesa económicamente dar este servicio. Además, se suma otro factor: el coste en la parte antigua es mayor porque en esta zona el Ayuntamiento obliga a que el cableado vaya soterrado y no de forma área o por fachadas.

«Nosotros también queremos vivir en el siglo XXI», asegura Carlos Fernández

Luis Acha: «Para nuestra fundación la fibra óptica es vital;la necesitamos»

Parador: «Cuanto antes llegue, mejor; nuestros clientes demandan una buena conexión»

«Aquí no hay fibra óptica porque, hasta ahora, no ha habido una petición de un número suficiente de vecinos para reclamarla. Esperamos que con esta iniciativa las compañías cambien de opinión», apostilla el vecino. Las firmas, avanza, se harán llegar al Consistorio y a las compañías operadoras.

El problema de la fibra óptica en la Ciudad Monumental se abordó, precisamente, en el último pleno municipal, celebrado el pasado jueves. Todos los grupos políticos respaldaron la moción presentada por el PSOE para llevar esta conexión al recinto amurallado.

La ausencia de internet a alta velocidad en el casco histórico «limita la igualdad de oportunidades para con sus residentes y profesionales que deseen desarrollar un proyecto empresarial en la zona, condenando con ello a que tengamos una Ciudad Monumental que cada día se aproxima más a ser un museo», expuso el PSOE en su moción. Carlos Fernández asegura que conoce casos de pequeños empresarios con locales alquilados en el recinto que se han tenido que ir de la zona «por no tener una conexión».

Durante su intervención en el pleno, Luis Salaya, portavoz socialista, admitió que la ley de Protección del Patrimonio limita mucho este tipo de actuaciones. Rafael Mateos, portavoz municipal, expuso que la respuesta la tienen las operadoras y que la solución no es sencilla por la baja demanda del servicio entre los residentes. El cable se podría evitar, explicó, mediante pequeñas antenas que emiten en la frecuencia 5Gz.

Para intervenir en el recinto histórico las empresas deben cumplir una serie de requisitos. Por un lado, deben solicitar licencia urbanística. Además, el cableado debe ir soterrado. Y, además, los trabajos deben contar con un seguimiento arqueológico. Se trata de condiciones especiales porque el recinto intramuros es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Todos estos condicionantes tienen un efecto disuasorio sobre las operadoras.

Hoteles e instituciones

La ausencia de fibra óptica no solo afecta a particulares. También carecen de este tipo de conexión hoteles e instituciones ubicados en el recinto. La Diputación Provincial de Cáceres es una excepción. Según ha confirmado a este diario, tanto el Palacio Provincial como el Palacio de Carvajal cuentan con fibra óptima. Se instaló hace algo más de una década y el cableado está soterrado, según informa la institución.

«La necesitamos muchísimo, pero cada vez que llamo me dicen que, de momento, no está prevista la fibra óptica en la Ciudad Monumental», apunta Luis Acha, director de la Fundación Mercedes Calles, con sede en la Plaza de San Jorge. «Para nuestra fundación la fibra es vital», apostilla.

También es una demanda recurrente de hoteles como el Parador. «Cuanto antes llegue la fibra óptica, mejor. Nuestros clientes nos demandan una buena conexión, sobre todo los extranjeros», zanja José Menguiano, director de este establecimiento. En la actualidad, el Parador dispone de conexión a internet mediante un servicio contratado con una empresa que ofrece conexión aérea, sin cables, mediante repetidores que tiene instalados en la avenida Virgen de la Montaña y la Sierrilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos