Vacían la piscina infantil de Valdesalor por cristales de gafas

La piscina infantil de Valdesalor permaneció hace unos días cerrada al público durante una joranada a consecuencia de la entrada de cristales en el vaso que hubo que vaciar al completo para limpiarlo y llenarlo posteriormente. El incidente se produjo hace dos miércoles cuando a un menor se le cayeron las gafas de bucear en el borde de la piscina, acabando pequeños cristales en el interior. El uso de lentes convencionales de cristal, incluidas las de sol, no está permitido en el perímetro del vaso. En este caso se dio la circunstancia de que las gafas del menor, aparentemente orgánicas, contenían algún componente de cristal, cayendo escamas en el agua. El socorrista evacuó a los niños que se bañaban en ese momento para no correr riesgos ante el peligro de cortes. La concesionaria de las piscinas, Conyser, se afanó durante la jornada del jueves en la limpieza del vaso con maquinaria especial y agua a presión para garantizar la seguridad en la instalación infantil que quedó lista para su uso el fin de semana. El material de natación como palos, aletas y gafas sí está permitido en las piscinas públicas, siempre que no contengan cristal.