Unai Sordo aboga en Cáceres por aumentar la presión fiscal para impulsar el tren

Intervención de Unai Sordo en la cumbre sobre el tren extremeño organizada por CC OO: /ARMANDO
Intervención de Unai Sordo en la cumbre sobre el tren extremeño organizada por CC OO: / ARMANDO

El secretario confederal de CC OO considera la reivindicación ferroviaria extremeña de «justicia social»

EFE

El secretario confederal de CC OO, Unai Sordo, ha abogado este viernes en Cáceres por un incremento de la presión fiscal para impulsar políticas de desarrollo industrial e infraestructuras como las ferroviarias, que en Extremadura constituyen una reivindicación de «justicia social» y de «reparación de una exclusión casi histórica».

Comisiones Obreras ha celebrado una cumbre sobre el tren extremeño con la participación Sordo y los responsables del sindicato en las regiones limítrofes para exigir inversiones que eviten las numerosas incidencias y las privatizaciones del servicio.

«La reivindicación de un tren digno es también la reivindicación de un aparato productivo suficiente y de un empleo de calidad para los extremeños», ha afirmado Sordo en rueda de prensa posterior a la reunión.

A su juicio, desde el cierre del tren Vía de la Plata y el desarrollo posterior de la alta velocidad ha habido un proceso de vertebración del territorio español, pero hay regiones que no se han visto beneficiadas de ese esfuerzo inversor en esta infraestructura.

«Un territorio que no cuenta con un sistema de infraestructuras suficientes tiene serios riesgos de empobrecimiento, de despoblación, de que no se desarrolle un tejido productivo suficiente para retener a la población y dar empleo al conjunto de sus habitantes», ha explicado.

Así, ha dicho que el sindicato mantendrá la presión sobre «los gobiernos que toquen» para exigir a Fomento que sea una de sus «prioridades» el desarrollo de un tren «en condiciones» para Extremadura, que traslade pasajeros y mercancías, la vertebre con el conjunto de España y permita su desarrollo productivo.

«La sensibilidad que hay en esta tierra con la cuestión del tren es muy especial. Se siente legítimamente como una cuestión de agravio ya casi histórico», ha señalado Sordo, para quien Extremadura necesita un impulso al desarrollo ferroviario, industrial y productivo.

Así, ha apuntado que el hecho de que España tenga una presión fiscal más de siete puntos de PIB por debajo de la media europea tiene mucho que ver «con los déficits en infraestructuras, políticas sociales y de desarrollo industrial».

Esto suponen 76.000 millones de euros menos al año que no recaudan las administraciones públicas, algo «fundamental» para llevar a cabo estas políticas.

«Sin un impulso del sector público no se cohesiona y no se vertebra un país», ha subrayado.

Para Sordo, España se ha vertebrado de una forma «excesivamente» radial y ha abandonado otras formas de comunicación interterritorial en malla que son «determinantes», por lo que ha abogado por que estas vayan de forma paralela para unir el territorio.

Invertir en el trazado entre Badajoz y Madrid para que sea de doble vía y electrificado, y «no el proyecto de diesel que se prevé ahora»; y que se electrifique y amplíe el trayecto entre Mérida y Puertollano, construyendo un intercambiador en Brazatortas, para permitir una salida competitiva de las mercancías, son algunas de las reivindicaciones de CC OO, según apunta en nota de prensa.

La modernización «urgente» de las líneas que comunican Extremadura con Sevilla y Huelva y la recuperación de la Ruta de Plata hacia el norte y de la conexión en Valencia de Alcántara hacia Lisboa son otras de sus peticiones.

Por su parte, la secretaria general de CC OO de Extremadura, Encarna Chacón ha apelado por la unidad y seguir sumando en el objetivo de mejorar el ferrocarril en Extremadura.

«No hay que estar en campaña electoral permanentemente», pues los extremeños necesitan «que se arremanguen y que sepan trabajar juntos», ha afirmado refiriéndose a la salida del PP y Podemos del Pacto Social y Político por el Ferrocarril.

Para Chacón, el tren es un «elemento fundamental» para la cohesión territorial e «igualar» con el resto de regiones a Extremadura.