El turismo llena los hoteles y la Ciudad Monumental de Cáceres en el puente

Turistas en los adarves de la Ciudad Monumental, este jueves por la mañana. ::/Lorenzo cordero
Turistas en los adarves de la Ciudad Monumental, este jueves por la mañana. :: / Lorenzo cordero

Los alojamientos están casi al completo, con un 90 por ciento de ocupación, y la Torre del Horno se convierte en una novedosa atracción

L. ALCÁZAR / C. SÁNCHEZ

El puente de agosto, que se extiende hasta este domingo, ha llegado a la ciudad con optimismo para el sector hotelero. La previsión inicial de unas temperaturas más suaves de lo habitual (con máximas en torno a los 36 grados), y el carácter de paso de Cáceres, la siguen situando como destino elegido por los turistas durante estos días.

Los visitantes capturaron en sus objetivos una nueva panorámica de la Ciudad Monumental desde la albarrana Torre del Horno, que este jueves abría sus puertas sin cita previa. Poco antes del mediodía, cuando el calor ya se hacía notar entre las piedras del casco histórico, los gruesos muros de adobe del torreón y la fresca temperatura de su única estancia interior aliviaban por segundos la corta pero empinada subida, antes de coronar el mirador almenado.

Gregorio, Fátima, Guadalupe y Javier | Alcobendas y Zurbarán

«Venimos solo a pasar el día y hemos reservado para comer en la Plaza Mayor»

Andrea y Jesús | Talavera de la Reina

«La ciudad es muy interesante y hasta ahora nos está encantando todo lo que estamos viendo»

Jorge Villar | Concejal de Turismo

«No hay nada que le guste más a un turista que subirse a una torre para ver la ciudad»

El concejal de Turismo, Jorge Villar, comprobaba in situ la afluencia de público a la novedosa atracción turística. «Está teniendo mucha aceptación –indicaba– y a los turistas les está pareciendo sorprendente». El edil declaró a HOY que entre los objetivos de la concejalía que dirige está el de crear «contenidos nuevos» para «aumentar las estancias». «No hay nada que le guste más a un turista que subirse a una torre para ver la ciudad», bromeaba Villar ante la expectación que despertó la apertura de Los Hornos y los muchos visitantes que en ese preciso momento divisaban la ciudad desde otro ángulo, en lo alto de la vecina Bujaco.

Extranjeros

Entre el público, grupos y parejas de diversos puntos de la región y del país, y bastantes extranjeros. Como una familia alemana que se detenía en Cáceres en su camino a Madrid tras haber pasado las vacaciones en Cádiz, y se alojaba dos noches en el Parador.

De Zurbarán, en Badajoz, subía a la torre una pareja acompañada de unos amigos de Alcobendas, quienes, por primera vez, visitaban la ciudad. «Venimos solo a pasar el día y hemos reservado en la Plaza Mayor para comer», indicaron los jóvenes que ya habían estado en Bujaco. «Está muy bien conservada la ciudad medieval», señalaban los madrileños con agrado tras haber cruzado el Arco de la Estrella y caminado desde su adarve al de Santa Ana.

El sector hotelero coincide en que la ocupación se mantendrá así hasta que finalice el mes

Jesús, su mujer y su hija, Andrea, hacían una escapada desde Talavera de la Reina, a unas dos horas de la capital. Como los extremeños, sin dormir aquí. «La ciudad es muy interesante –reconocía Jesús–, hasta ahora nos está encantando todo lo que estamos viendo».

En el monumento, más gente de Bilbao, Granada o Lugo, con estancias de una y dos noches, que seguían las indicaciones de los auxiliares de turismo para subir los altos y angostos escalones y prevenir alguna desafortunada caída.

La entrada a la Torre del Horno es gratuita con los tickets que se adquieren para visitar la de Bujaco o el Baluarte de Los Pozos, que cuestan 2,5 euros. También puede comprarse un abono para estas dos y el Centro de Divulgación de la Semana Santa por tres euros, con acceso al nuevo torreón. Los cacereños podrán visitarla sin coste los próximos 20, 21 y 22 de agosto.

En el hotel NH Palacio de Oquendo explican que la ocupación es similar a la de muchas semanas de este verano, en las cuales, algunos días, más del 80 por ciento de habitaciones están reservadas. Calculan que durante el puente será del 90 por ciento, sobre todo, debido a que muchos clientes reservan sus habitaciones incluso el día antes de la llegada. Raúl Pache, uno de los recepcionistas, detalla que el perfil del turista que se aloja en esta época es sobre todo español que está de paso.

El hotel Alcántara, que cuenta con tres estrellas y está situado en la avenida Virgen de Guadalupe, supera el 90 por ciento de ocupación durante los días del puente. Juan Fernández, su recepcionista, precisa que llegarán «al 93 o 94 por ciento», rozando el lleno. También señala que se trata de una cifra similar a la registrada durante todo el mes de agosto, y algo superior a la media de ocupación del pasado julio. La cifra de ocupación es todavía inexacta porque, según explica, «mucha gente reserva de un día para otro». Además, destaca el turismo de familias con hijos como uno de los más significativos en la ciudad, puesto que todas las habitaciones triples del hotel están ocupadas para estos días, asegura.

Un visitante inmortaliza las vistas desde la Torre de El Horno. ::
Un visitante inmortaliza las vistas desde la Torre de El Horno. :: / L.C.

Demanda heterogénea

Borja Benítez, jefe de recepción del hotel Don Manuel, muy cerca de la Plaza Mayor, apunta que la demanda actual es «muy heterogénea», y que «existe una mayor afluencia de extranjeros últimamente, sobre todo franceses, portugueses e ingleses». Para los turistas españoles la ciudad se convierte en un lugar de paso, indica también Benítez.

Mientras que los visitantes extranjeros suelen alojarse una media de dos noches en el hotel, en cuanto a los nacionales, la cifra se reduce, aunque la tendencia, afirma el jefe de recepción, es que «cada vez se acercan más a las dos noches de media, debido a las temperaturas suaves de este verano». En este alojamiento de cuatro estrellas la ocupación está situada entre el 85 y el 90 por ciento, al igual que la registrada por el momento en el mes de agosto.

Respecto a la antelación con la que se reservan las habitaciones, en el Don Manuel han observado que se ha reducido notablemente este año. «Algunas veces llegamos a recibir hasta 20 o 30 reservas para el día siguiente, por lo que la ocupación puede aumentar hasta un 10 por ciento», explica .

La Oficina de Turismo, situada en la Plaza Mayor, permanecerá abierta todos los días del puente en su horario habitual (de 10 a 14 y de 17.30 a 20.30 horas) para dar servicio a todos los turistas o cacereños que deseen obtener información. En la actualidad, solo cierra los lunes. «A la Oficina de Turismo llega de todo un poco. Sobre todo españoles procedentes de ciudades como Madrid, Sevilla o Barcelona, pero también portugueses o franceses», manifiesta Sara Silva, una de las trabajadoras.

Parece que esta tendencia positiva para el turismo local continuará hasta que finalice agosto. Los hoteleros coinciden en que la ocupación se mantendrá así el resto del mes.