Uno de cada tres análisis de agua detectan plomo en la parte antigua de Cáceres

En la casa de Carlos Fernández, vecino del casco viejo, el nivel de plomo en agua está por encima del máximo permitido por ley. /Hoy
En la casa de Carlos Fernández, vecino del casco viejo, el nivel de plomo en agua está por encima del máximo permitido por ley. / Hoy

El Ayuntamiento insiste en que los vecinos deben costear el cambio delas acometidas mientras los afectados decidirán en asamblea si recurrena los tribunales

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Uno de cada tres análisis realizados por el Ayuntamiento en viviendas de la parte antigua de Cáceres han detectado la presencia de plomo en el agua. Esta es una de las conclusiones arrojadas por las muestras oficiales, cuyos resultados definitivos trasladó ayer el Consistorio a la asociación de vecinos Ciudad Monumental. Lo hizo en el transcurso de una reunión a la que asistieron los concejales Montaña Jiménez, Víctor Bazo y Rafael Mateos, responsables de las áreas de Servicios Públicos, Obras y de la portavocía del gobierno municipal respectivamente.

Por parte de los vecinos estuvo su presidente, Juan Manuel Honrado, y dos integrantes de la comisión creada en el colectivo para seguir este tema, formada por una farmacéutica, una bióloga, un químico y un fontanero. También asistió a la reunión José Luis Castaño, delegado en Cáceres de Canal de Isabel II, la empresa concesionaria del servicio de agua en la ciudad, que se ha hecho cargo finalmente del importe de los análisis, hechos a propuesta de los residentes.

48 de los 142 exámenes de agua realizados desde el pasado mes de octubre en viviendas del casco viejo han dado positivo en plomo, según el dato facilitado ayer a los residentes. Es decir: el 33,8 por ciento del total. Dentro de este porcentaje hay dos grupos. Por un lado, están las viviendas donde hay plomo, pero los valores están por debajo de los diez microgramos por litro, que es el máximo permitido por ley. Y, por otro lado, están las casas donde las cifras de plomo detectadas superan los máximos legales. Ambos grupos están igualados y cada uno de ellos supone el 17 por ciento del total de hogares examinados. Desde la asociación vecinal se insiste en recordar que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no existe un nivel de exposición al plomo seguro porque es un metal que se va acumulando en el organismo.

La reunión dejó impresiones muy diferentes entre sus asistentes. La concejala Montaña Jiménez indicó a este diario que el encuentro había sido «cordial» y que, una vez más, se había puesto sobre la mesa que la titularidad de las acometidas –el tramo de tubería que une la red general con la red interior de cada vivienda– depende de cada abonado, según los informes elaborados por la Inspección y la Secretaría General del Ayuntamiento.

«Está claro legalmente que la titularidad es de los vecinos. Y que tienen que pagar los cambios de las acometidas. Nos tenemos que mover en ese marco y, una vez dentro de aquí, yo les voy a ayudar en lo que pueda. Hay buena voluntad», señaló la edil. Se cree que el plomo, cuyo uso se prohibió en 1980, se localiza principalmente en las acometidas.

Mientras tanto, los vecinos no dudaron en mostrar su «decepción» al término de la reunión porque esperaban alguna solución por parte del Ayuntamiento para afrontar el problema. Insisten en una idea: el Consistorio ha incumplido el Real Decreto 140/2003, que obligaba a la administración al cambio de todas las tuberías de plomo públicas y a informar de la existencia de las mismas a los afectados. «Tres meses antes del fin del plazo de este decreto (enero de 2012), el Ayuntamiento aprobó una normativa en la que trasladaba la titularidad de las acometidas a los propietarios de las viviendas», denuncian los residentes.

Más

Otros barrios

Así las cosas, la asociación de vecinos tiene que tomar una decisión. Para ello, convocará una asamblea extraordinaria en la que planteará a los afectados si optan por llevar el caso ante los tribunales o si, al final, deciden asumir el coste del cambio de las acometidas. Recuerdan, además, que la existencia de plomo no es solo un problema de la Ciudad Monumental. También es extensible, señalan, a barrios como San Marquino o Aldea Moret. Y piden un análisis de la red general, ya que hay pruebas que han detectado plomo en viviendas con las tuberías interiores y la acometidas cambiadas.

Por último, el Ayuntamiento se ha comprometido a alertar a los residentes cuando haga obras en el casco viejo si aparecen tuberías de plomo al abrir una calle.