Treinta y seis niños de dos años solicitan plaza en los centros Cervantes y Pizarro en Cáceres

Obras en el colegio Pizarro el pasado mes de junio. :: armando méndez/
Obras en el colegio Pizarro el pasado mes de junio. :: armando méndez

Cristina Núñez
CRISTINA NÚÑEZCáceres

El inicio de curso escolar, al que aún le queda un largo mes, tendrá este año en Cáceres una novedad. Niños nacidos en 2016, con dos años cumplidos o por cumplir en este 2018, se incorporarán a dos colegios cacereños, los primeros de la ciudad en ofrecer plazas del primer ciclo de Infantil, una iniciativa a la que este año se sumarán los centros Cervantes y Francisco Pizarro, que se unirán a los ocho centros de la comunidad autónoma que ofrecerán este nivel además de los dos colegios de Mérida que ya lo están impartiendo. La iniciativa ha resultado exitosa, ya que el CEIP Cervantes ha recibido 19 solicitudes, una más de las ofertadas y 17 el Francisco Pizarro.

Se trata de una enseñanza completamente gratuita, a diferencia de las escuelas infantiles, en las que en las públicas se paga en función de renta y en las privadas según sus tarifas. El horario es diferente al que se establece para Infantil y Primaria. Los pequeños cuentan con un horario que abarca desde las 7,30 de la mañana hasta las 15 horas. Cada aula contará con dos Técnicos en Educación Infantil (TEI), por lo que la ratio se establece en un profesional por cada nueve niños.

Las direcciones de ambos colegios manifestaron su satisfacción al conocerse la noticia de la aplicación de este nuevo ciclo, para el que han llevado a cabo reformas en sus edificios. Tanto Conchi Román, directora del Pizarro como María Jesús Silva, directora del Cervantes, señalaron la inyección de alumnado que recibirán sus centros y que siempre es positiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos