Trabajadores de Canal de Isabel II piden un nuevo convenio ante los recortes

EFE

El más de un centenar de trabajadores de la delegación cacereña de la empresa pública Canal de Isabel II, adjudicataria del servicio integral de agua en la ciudad, ha exigido un nuevo convenio ante las «constantes mermas en sus derechos», y porque se sienten «discriminados» frente a sus compañeros de Madrid. Mencionaron en un comunicado hecho público por el comité de empresa la congelación o minoración salarial, la supresión de ayudas sociales y la pérdida de condiciones adquiridas. Señalaron que los trabajadores de Canal de Isabel II en Madrid «han recuperado muchos de los derechos y beneficios sociales que perdieron gracias a la firma de un convenio de empresa».

El comité indicó que recientemente sus compañeros han conseguido una homogeneización salarial, «que ha afectado a 1.000 trabajadores, con un coste de 4,7 millones de euros», que equipara a todos los trabajadores bajo la norma de «a igual trabajo igual salario», aspectos que, según denuncian, en la delegación de Cáceres «no se cumplen». En ella hay hasta tres escalas salariales y «equiparar a los trabajadores agraviados supondría aproximadamente 110.000 euros», según recoge el comité de empresa en dicho comunicado.

Los trabajadores agradecieron públicamente a la alcaldesa, Elena Nevado, su «disposición y la ayuda ofrecida en todo momento para mediar ante el presidente del Canal», Pedro Rollán, con respecto a las condiciones laborales. «Esperamos que dicho apoyo y palabras se conviertan en hechos en los próximos días», afirmaron.