La solución para Extremadura que dio el gran Baretti hace 259 años