«Solo le deseo un día de alergia a quien decide poner estos árboles»

El Ayuntamiento cambiará próximamente 319 plátanos de sombra en el R-66 y contempla una sustitución gradual en el resto de la ciudad

«Solo le deseo un día de alergia a quien decide poner estos árboles»
LAURA ALCÁZAR

El 18 de abril de 2013 Estrella Castro firmaba una carta escrita a mano dirigida a la alcaldesa, Elena Nevado, que envió por correo postal. «No recibí contestación alguna, como si esa carta no hubiera existido nunca. La hice a mano para que fuera más personal y, si tienen algo de psicología, entendieran mejor mi situación», relata indignada a HOY esta maestra jubilada de 63 años. En dicha carta, le trasladaba a la regidora municipal la bronquitis asmática que, como ella, padece la población alérgica al polen de ciertas variedades de árboles plantados en la ciudad, en concreto, el plátano de sombra y el olivo. Y le solicitaba su sustitución por otras. «Me dirijo a usted para pedirle que nos tengan en cuenta y empiecen a suprimir las especies que nos hacen enfermar y replanten aquellas que nos son inocuas», rezaba la misiva. «Si en las ciudades se deben suprimir las barreras arquitectónicas, 'los alérgenos' también deben ser eliminados», sostiene en su carta, de la que conserva una copia para demostrar que la envió al Ayuntamiento.

Estrella es alérgica a las gramíneas y al olivo desde pequeña. Cursando la carrera en Cáceres un médico le avanzó que podía ser también alérgica al plátano de sombra. «Con los que hay en Cánovas no me pasa, sólo con los de otras zonas, que no son autóctonos», aclara. Denuncia que el consistorio plantó en su barrio dos ejemplares nuevos en la ronda de San Francisco, a la altura de la Huerta del Conde, después de recibir su carta. Junto con el responsable del restaurante El Globo, Pedro García, lamenta que tampoco se cortara uno situado en la puerta de este establecimiento, cuyas raíces provocaron hace dos años un corte de agua por rotura de tuberías.

Mascarilla

Hoy, Estrella es incapaz de salir a la calle sin mascarilla en las semanas de polinización, se desplaza en coche por la ciudad y recurre, para respirar, a un inhalador para bronquios, un 'spray' nasal, gotas para los ojos y medicamentos antihistamínicos. «No puedo respirar, me asfixio, me lloran los ojos y me crea mucho nerviosismo» confiesa y, añade, «solo le deseo un día de alergia a quien decide poner estos árboles», sentencia. Y es que el plátano de sombra es un árbol con altas con concentraciones de polen en la ciudad. Por ello, reclama que no se planten más estos ejemplares y se reemplacen los que ya hay. «Que hablen con los alergólos para que ellos indiquen qué tipos de plantas perjudican a la población», plantea.

Los concentraciones más altas de polen se danen las plantas arizónicas, el plátano y el olivo

La ciudad cuenta con 4.291 plátanos censados que suponen más del 10% del arbolado total

El número de personas afectadas por alergia al pólen puede llegar al 25 por ciento de la población, según el médico alergólogo del hospital Virgen de la Montaña Sergio Luis Porcel. «Sabemos que los niveles más altos de concentración en Cáceres están en las plantas arizónicas, los plátanos y el olivo», subraya. «Hay que buscar especies que no tengan una polinización aérea tan importante, sino que sean polinizadas por el insecto», sugiere. El especialista recomienda adoptar medidas de prevención, conocer los índices de polen y evitar la exposición prolongada o salir mucho al campo, «aunque lo que queremos es que los pacientes lleven una vida lo más normal posible», reconoce.

El Ayuntamiento tiene previsto sustituir «a la mayor brevedad» unos 319 ejemplares de plátanos de sombra en calles del R-66 como la avenida Alfonso Díaz de Bustamante, Islas Baleares, Filipinas o La Gomera, entre otras.

La actuación viene motivada por las reiteradas quejas del colectivo vecinal denunciando los daños causados por estos árboles en el acerado y en las conducciones de saneamiento. La medida, que se toma también por la proliferación de casos de personas con alergias, se va a llevar cabo en primer lugar en esta zona de Cáceres, y se extenderá «gradualmente» al resto de la ciudad debido al «alto coste económico que conlleva el cambio de especies», informan fuentes municipales.

Censo de ejemplares

En la ciudad hay un total 4.291 plátanos censados, de los que 3.308 están en viario y 983 en zonas verdes. Esta variedad supone más del 12% del arbolado viario registrado actualmente y más del 10% del total de árboles de la ciudad, según datos de la empresa Talher, encargada del mantenimiento de parques y jardines. El plátano fue el árbol de alineación más empleado en la ciudad durante los 90, y los barrios en los que esta especie tiene más presencia son R-66, Ronda Norte, Fratres, Cabeza Rubia, El Vivero, El Perú y Nuevo Cáceres. Talher precisa que hoy apenas se planta como árbol de alineación en la ciudad y sólo se reponen algunos ejemplares defectuosos. Aseguran que su presencia en barrios o zonas de creación posterior a las mencionadas es «sensiblemente menor».

También indican que según el criterio actual en el diseño de plantaciones arbóreas en las ciudades, la abundancia relativa de una especie no debe sobrepasar el 10%, «por lo que no es previsible que sea utilizado en plantaciones futuras», manifiesta Alberto Valverde, de Talher.