Los promotores de la mina: «No vamos a abrir un agujero y salir corriendo si baja el precio del litio»

Marco Antonio Sosa, a la derecha, junto a David Valls, en el Paseo de Cánovas. /Jorge Rey
Marco Antonio Sosa, a la derecha, junto a David Valls, en el Paseo de Cánovas. / Jorge Rey

La dirección de la empresa que promueve la mina muestra su disposición a reunirse con la Plataforma y responde a la alcaldesa: «El Ayuntamiento se ha extralimitado»

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Tiempo muerto en el proyecto de la mina de litio en la Montaña. La empresa promotora asume varios frentes abiertos. La tramitación ambiental no se inicia en la Junta, el Ayuntamiento ha suspendido sus trabajos de investigación y hasta rechaza su petición para retirar de su página web la documentación. Además, la modificación del Plan de Urbanismo (PGM) parece condenada al fracaso cuando llegue al pleno. Los dos principales ejecutivos de Tecnología Extremeña del Litio (TEL) se muestran sorprendidos del cambio de actitud de Elena Nevado. También de la acusación de ‘expolio’ que hizo. «Fueron palabras muy fuertes», opina Marco Antonio Sosa, director general de TEL. Acompañado por el director técnico, David Valls, en su primera entrevista con un medio extremeño, desmiente que la mina sea un negocio puramente especulativo:«Hay prevista una inversión de 280 millones en la planta de carbonato de litio. No vamos a salir corriendo y dejar ahí el agujero», garantiza.

–La autorización de la Dirección de Minas para los sondeos en Valdeflores es de octubre de 2016. Ustedes no han dado explicaciones sobre el proyecto en Cáceres hasta el pasado 14 de febrero. ¿Por qué no antes?

–La verdad es que hemos cometido un error de comunicación. Debería haber empezado un año antes. Somos técnicos y nos hemos centrado en desarrollar un proyecto técnico. Ahora vamos a estar volcados. De una forma didáctica, queremos explicar a la ciudadanía cacereña, a todos los grupos de interés, el proyecto para que entiendan los beneficios que tiene. Es una oportunidad única. El litio es de los cacereños. Esto es un tesoro para la ciudad.

–¿Por qué es buena para Cáceres esa mina a cielo abierto?

–La generación de empleo es evidente. Son más de 1.000 puestos directos e indirectos. Va a ser un polo de atracción de toda la industria relacionada con el litio. Habrá otras actividades, otras industrias.

–El proyecto alude a «más de 800 puestos de trabajo directos e indirectos» y en la presentación se habla de entre 500 y 800 en la construcción y 900 indirectos. ¿Por qué ‘bailan’ las cifras?

– Si cometemos algún error pedimos disculpas, pero el proyecto tiene dos etapas. En la etapa de construcción son 500-800 empleos directos. En la de producción son 207 puestos. Lo dice el proyecto. 17 corresponden a administración y gestión, 84 de mina y 106 de planta. Asociado a esto hay entre 800 y 900 empleos indirectos. No es que lo digamos nosotros. Son recomendaciones de la UE que multiplican por 4,5 ese tipo de proyectos.

Empleos

–Los críticos aseguran que una explotación minera con la tecnología actual apenas requiere 10 trabajadores.

–Esa es minería más artesanal. Aquí hablamos de un proyecto industrial. Si lo comparamos, en Andalucía Matsa tiene tres minas, Aguas Teñidas, La Magdalena y Sotiel. Son 2.000 empleos directos y 2.000 indirectos. Cobre Las Cruces tiene en Sevilla 250 empleos directos y 800 en subcontratas. Ríotinto, 350 empleos directos y 200 subcontratistas. Fuera, Orovalle, en Asturias, 528 empleos directos. La minería, según el ICEX, genera 5.000 empleos directos en Andalucía y 40.000 inducidos. Y 1.000 millones de facturación y ventas. Son datos públicos.

«Es un proyecto brutal de nivel europeo. No puedes renunciar porque una minoría haga ruido»

–¿Pueden detallar dónde se crearán esos casi 1.000 empleos indirectos?

–Hay empleos relacionados con polos de atracción en metalmecánicos, forja, laminados... montajes, gas, instaladoras, electricidad, constructoras, estructuristas, equipos industriales, transporte, bienes de equipo, consumos, herramientas, utillaje, tuberías, consultoría, laboratorios de control de calidad, transporte... Son actividades relacionadas, que vamos a desempeñar. Será un polo de atracción para otras industrias.

–¿Les ha cogido a contrapié el cambio de posición del Ayuntamiento? La alcaldesa se ha puesto al frente del ‘no a la mina’.

–La verdad es que nos ha sorprendido en la reunión que mantuvimos este no rotundo. Pero nos llega información de otros grupos de interés y colectivos ciudadanos que nos dicen que están a favor. No se puede cerrar la puerta a un proyecto de interés europeo apelando a sentimientos y al ruido de una minoría de la ciudad. No se puede cerrar esa puerta. No es justo.

–En su reunión con el Gobierno local se veían rostros muy tensos...

–Lo que me gustaría es responder a las preguntas que Elena Nevado dice que no hemos respondido. Hay que plantearlas primero.

–¿Quiere decir que había poco que hablar y que ya entró convencida?

–Exacto. Ella fue insistente. Tal vez no hemos podido explicar con claridad nuestras ideas. Queremos explicar de forma didáctica y con todo detalle el proyecto a quien tenga interés en conocerlo. Lo que yo no percibo es que la mayoría de los cacereños esté en contra. No se puede politizar un proyecto. Creo que es fundamental que salga a información publica. Y que sean los técnicos y con argumentos técnicos, no con sentimientos ni emociones, los que decidan.

«Cáceres tiene el oro blanco. Estamos dispuestos a compartir beneficios con iniciativas sociales»

–Reconocen que han fallado en la comunicación, pero ya están hablando con empresarios, esta semana el Ayuntamiento, los rotarios, el PSOE...

–Vamos a hablar con todo el mundo. Nos acercaremos a quien tenga interés. Pueden surgir cuestiones interesantes.

–¿Están dispuestos a dar explicaciones también a la Plataforma contra la mina?

–Por supuesto. Estamos dispuestos a reunirnos con ellos. No nos han pedido una reunión pero queremos explicarlo. No buscamos titulares, ni polémicas, ni confrontación.

–La providencia del Ayuntamiento mantiene paralizados los trabajos de investigación. Si no se aceptan las alegaciones presentadas o incluso si no se modifica el PGM, ¿acudirán a la vía judicial?

–De momento ese escenario no lo barajamos. Consideramos que siempre es la peor opción.

–¿Pero no la descartan?

–Nosotros podemos continuar desarrollando el proyecto, pero lógicamente al final hay que darle solución de alguna forma.

(David Valls, el director técnico de TEL, aclara que «de momento, esa situación no se contempla». Creemos que la argumentación de las alegaciones es suficientemente solida», resume).

–¿Se ha extralimitado el Consistorio en sus funciones?

–Sí, hay una clara extralimitación de competencias. Y así lo decimos. El Ayuntamiento tiene sus competencias pero no es la CHT, ni Medio Ambiente ni la Dirección de Minas. No puede pretender tener competencias de todo.

–La Consejería de Medio Ambiente mantiene un expediente abierto. ¿Han presentado alegaciones al mismo?

–No nos ha llegado nada. No nos han pedido información complementaria, pero puedo decir que no ha habido ninguna tala de formación arbustiva de interés natural.

–Se les acusa de haber causado un importante daño en el entorno.

– Nosotros teníamos una licencia para 69 sondeos. Se han hecho 15. 13 son sondeos gemelos a los que hizo Tolsa hace años. Son las mismas pistas o caminos de acceso que utilizó.

–Pero hay fotografías que reflejan la apertura de caminos...

–No hemos tocado ninguna especie protegida ni ha afectado a masas forestales. Se han limpiado retamas. («Se han reacondicionado las pistas existentes», incide David Valls)

–¿Qué tiene que decir sobre la publicación del proyecto en la web municipal y su no retirada?

–Nos avala la Ley de Protección de Datos. Los hay confidenciales, datos relevantes que no afectan al estudio de impacto ambiental. Publicar indiscriminadamente todo el proyecto a nosotros nos causa un perjuicio. La alcaldesa habló de retirar una parte. El daño ya está causado. Esa es la realidad. Y con esta postura lo ratifican más.

–Sin embargo, ¿no cree que la alcaldesa transmite a la ciudadanía una imagen de transparencia que choca con la de TEL al dar impresión de no querer que se conozca el proyecto por los cacereños?

–Cuando presentamos un proyecto hay un anejo que dice qué información es confidencial. Es la primera vez que esto nos pasa. Debe publicar la información el órgano competente.

–¿Les pidió Nevado perdón por llamarles ‘expoliadores’?

–Fueron palabras muy fuertes. Inviertes 1,5 millones en un proyecto y te dicen que estás expoliando. Como mínimo no es correcto.

–¿Se disculpó?

–Nosotros no vivimos de disculpas. Estamos centrados en el proyecto.

–¿Ha habido inseguridad jurídica?

–Hablamos de acciones que no cumplen la tramitación. El tema jurídico se podrá ver en algún momento, pero no ahora.

–¿Qué efecto tiene la paralización del proyecto?

–Lógicamente los sondeos nos permiten consolidarlo desde el punto de vista de ingeniería de detalle y aumentar los recursos y la vida del propio proyecto.

Consumo de agua

–La Plataforma denuncia un consumo de agua de 2.000 metros cúbicos por tonelada. Serían 28 hectómetros cúbicos.

–El consumo real es menos de 1% de lo que se consume en la ciudad. Las redes pierden en la distribución un 15%. No vamos a utilizar agua potable, es agua que vierte la EDAR. ¿2.000 metros cúbicos por tonelada? Es información tergiversada, no es información real. Es un fotomontaje, las cifras no son lógicas...

–La corta de la mina se llenaría de agua al final de la vida, ¿pero cómo?

–Es el agua del propio acuífero, que no es el del Calerizo. El Calerizo no se vería afectado. La corta no está sobre el Calerizo. Intentamos explicarlo a la alcaldesa en la reunión y no hubo forma. Tenemos un ingeniero de minas, un geólogo... y nada. No vamos a discutir.

–Pero ni siquiera han hablado aún con la empresa del agua ni la CHT.

– Tenemos que tramitar todos los permisos. Eso llegará en su momento, igual que el suministro de electricidad y gas.

–La proximidad al casco urbano y las distancias que marca el PGM, ¿son el gran problema?

–El tamaño aquí es el de una cantera. Tenemos Olleta, pero ahí están casos como Bilbao, Santander, Oviedo... Puedo enumerar muchas ciudades y ejemplos de canteras y huecos de esas dimensiones. La alcaldesa reconoció que al estar a dos kilómetros hay un problema.

–Uno de los temores es que baje el precio del litio, abandonen y dejen ahí el agujero.

–El precio del litio es de 20.000 dólares por tonelada. Aquí se modeliza el proyecto a 10.000 dólares. A 24 años. Es un proyecto robusto. Eso de que dejamos el agujero y nos vamos no es posible. La legislación ambiental ha cambiado, te exigen restaurar y exigen avales. Antes de abrir el agujero vamos a hacer la planta de carbonato de litio. Son 280 millones de euros. Dime si después de esa inversión, con la planta montada, vas a salir corriendo. Se mira por el coste operativo y este proyecto tiene un coste operativo bajo, lo cual lo hace competitivo.

–¿Es viable la mina mediante galerías? El impacto sería menor que a cielo abierto.

–En galerías no sería rentable. El recurso aflora en superficie. Estamos extrayendo la mica.

–Si no se logra modificar el PGM, ¿qué pasos darán?

– No puedes renunciar a un proyecto así. Es brutal a nivel europeo. No puedes renunciar porque una minoría haga ruido. Los colectivos nos lo transmiten con sus preguntas, dudas y aclaraciones. Estamos para recoger sugerencias. Además de la restauración puede haber medidas compensatorias a nivel social. Estamos dispuestos a ello. Tenemos la suerte de tener un proyecto que es el oro blanco. Lo que decimos es que parte de los beneficios sean compartidos en proyectos sociales.

–¿Cuál es el plan B?

–Estamos focalizados en esto. El plan B ni lo hemos planteado. Habrá que estudiarlo y verlo. Pero actualmente no hay un plan B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos