La Semana Santa cacereña inicia su cuenta atrás con el objetivo de atraer a más turismo internacional

La Semana Santa cacereña inicia su cuenta atrás con el objetivo de atraer a más turismo internacional

La Pasión Viviente dará el 11 de abril el pistoletazo de salida a la fiesta en la Ciudad Monumental

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

En el taller de costura 'Kekeña', situado en el barrio de San Blas, están en temporada alta. Hay que rematar la capelina y coser a mano los botones de la túnica de la cofradía de la Sagrada Cena, mientras el verduguillo del hábito de la cofradía del Amparo aguarda su turno para pasar por máquina. «En estas fechas tenemos muchos pedidos», resumen Elena Pérez y Ana Llanos, propietarias del negocio, entre prueba y prueba. La cuenta atrás para la Semana Santa ha empezado.

Más información

La fiesta cacereña se celebrará desde el 14 de abril, Domingo de Ramos, hasta el 21 de abril, Domingo de Resurrección. Antes, a modo de preámbulo, la Pasión Viviente marcará el pistoletazo de salida a la fiesta. Por segundo año consecutivo, la Ciudad Monumental se convertirá en el escenario natural para la representación de las últimas horas de vida y la muerte de Jesucristo. Será el 11 de abril, jueves, a partir de las 20.30 horas.

Los preparativos de la fiesta ya están en marcha. El pasado jueves en el Paseo Alto los costaleros de la cofradía de la Salud llevaron a cabo una nueva jornada de ensayos. Este año, como novedad, hay doble cuadrilla, ya que la hermandad sacará dos pasos a la calle, en lugar de uno. La imagen de María Santísima de la Estrella, obra realizada por el escultor José Antonio Cabello en 2014, recorrerá por primera vez las calles del casco viejo el Lunes Santo.

23 desfiles sacarán a la calle un total de 52 pasos entre el Domingo de Ramos y el de Resurección

Por otro lado, la agenda comienza a estar cargada ya, a tres semanas del inicio de la Semana Santa, de actos cofrades. Ayer, sábado, la Unión de Cofradías Penitenciales presentó en Salamanca la fiesta cacereña. Luis Jiménez Pulido, presidente de la Unión entre 2001 y 2006, fue el encargado de dar a conocer los detalles de la celebración cacereña. El acto también contó con la intervención de la banda del Cristo de la Salud. Además, la ciudad acoge durante este fin de semana hasta cuatro galas musicales vinculadas a la Semana Santa, que han tenido como escenarios la iglesia de Santo Domingo, el complejo cultural San Francisco y la Concatedral de Santa María. Hoy, domingo, las dos bandas de cornetas y tambores de la cofradía del Humilladero, la infantil y la adulta, ofrecerán, desde las doce y media del mediodía, un concierto en la explanada que hay junto a la ermita del Espíritu Santo.

El pasado miércoles Santos Benítez, presidente de la Unión de Cofradías Penitenciales de Cáceres, ofreció una charla en la que habló de Semana Santa y turismo.

Taller de costura Kekeña.
Taller de costura Kekeña. / Jorge Rey

«No hay ninguna actividad cultural, turística y religiosa en Cáceres que mueva más gente, ni que aporte, desde el punto de vista económico, más a la ciudad», resume Benítez. Basado en los datos municipales, recuerda que durante la pasada Semana Santa pasaron por la ciudad un total de 95.162 visitantes, casi un siete por ciento más que durante la temporada de 2017. La ocupación hotelera, subraya, fue del cien por cien, entre el Domingo de Ramos y el de Resurrección. «Los hoteles durante estas fechas duplican o triplican precios. En Semana Santa las habitaciones alcanzan las tarifas más altas de todo el año por la demanda que hay», apunta el presidente de la Unión de Cofradías.

El reto en estos momentos, indica, pasa por hacer crecer el número de turistas extranjeros que vienen a Cáceres en Semana Santa. En la actualidad, el 93 por ciento de los visitantes son españoles. «Solo el siete por ciento viene de otros países. Este dato denota que hay que hacer más promoción a nivel internacional. Es muy costosa, pero hay que planteárselo», añade Benítez. Dentro del grupo de turistas internacionales, el más numeroso es el procedente de Portugal.

Los datos también ponen de manifiesto otra tendencia. Mientras los turistas nacionales pernoctan dos noches, los visitantes de otras nacionalidades se quedan a dormir en Cáceres cuatro, justo el doble.

La Semana Santa de Cáceres fue declarada fiesta de interés turístico internacional en 2011. Solo hay seis ciudades, apunta Benítez, que además de gozar de este título tengan el reconocimiento de la Unesco que las distingue como ciudades Patrimonio de la Humanidad. Se trata de Ávila, Cuenca, Toledo, Salamanca y Mérida, además de Cáceres. Este doble reclamo, insiste el presidente, incrementa el atractivo de la fiesta a los ojos de los turistas.

Desde que la Semana Santa de Cáceres es internacional, la guía oficial que edita la Unión de Cofradías con el recorrido de todas las procesiones de la ciudad es bilingüe. Está traducida al inglés. La publicación, que fue presentada el pasado 23 de febrero, incluye este año una novedad importante. Por primera vez incorpora el horario estimado de recogida de los desfiles, con el fin de facilitar la labor de la Policía Local a la hora de cortar calles y levantar las terrazas de los establecimientos de hostelería situados en los itinerarios de las procesiones.

Una de las grandes novedades de este año es que la Semana Santa regresa a sus orígenes y arrancará el Domingo de Ramos con la procesión de La Burrina. Este hecho no ocurría desde hace una década. En 2009 la fiesta se adelantó al Sábado de Pasión, el previo al Domingo de Ramos, con el debut de la hermandad del Dulce Nombre desde el Vivero.

Un año después, en 2010, otra joven cofradía se incorporó a la fiesta. Los integrantes de la hermandad de la Victoria, con sede en el barrio de Mejostilla, eligieron el Miércoles de Pasión para realizar su desfile. En 2011 optaron por cambiar de día y se pasaron al Sábado de Pasión. Así las cosas, las dos procesiones previas al Domingo de Ramos han venido abriendo la agenda de desfiles en la última década. Pero el año pasado la cofradía del Vivero ya decidió pasar su desfile al Domingo de Ramos, día que mantiene también para este 2019. Y este año es la hermandad de la Victoria la que deja el Sábado de Pasión y se traslada al Sábado Santo. Este cambio hace posible que la cofradía de los Ramos vuelva a ser la primera en desfilar por la ciudad con el paso de la Entrada Triunfal de Jesús de Jerusalén, conocido como 'la Burrina'.

17 cofradías dan forma a la Semana Santa cacereña. Hermandades centenarias como la del Nazareno o la Vera Cruz conviven con otras de nuevo cuño. En lo que va de XXI, recuerda Benítez, han surgido en la ciudad cinco nuevas formaciones. La más joven es la hermandad de Jesús de la Lealtad, que prevé realizar su propia procesión en 2020. Este año participará en el desfile del Santo Entierro del Viernes Santo, considerado el oficial de la fiesta.

En total, la Semana Santa se articula en 23 desfiles. Gran parte de ellos tienen como marco la Ciudad Monumental de Cáceres, uno de los motivos de peso por los que la fiesta obtuvo la declaración internacional por parte del Ministerio de Turismo del ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Otra de las razones fue la riqueza de algunas de sus imágenes. Cacereños y turistas pueden contemplar hasta 52 pasos en ocho días. Entre las tallas más destacadas están el Cristo de las Indulgencias (desfila con la cofradía del Nazareno en la madrugada del Viernes Santo), el del Humilladero (sale el Jueves Santo), el de la Expiración (sale el Viernes Santo) y el Cristo Negro (Miércoles Santo). Son «auténticas joyas góticas», destacó el ejecutivo nacional en el informe donde acreditaba las bondades de la Pasión cacereña.

Sobre las obras que hay en ejecución en estos momentos y que afectan al recorrido de procesiones, como la reforma de la Plaza de San Juan, desde la Unión confían en que no alteren los itinerarios. Benítez indica que se han hecho llegar al Ayuntamiento todos los recorridos y que desde el Consistorio se les ha transmitido un mensaje de tranquilidad. Por otro lado, el Ayuntamiento ha anunciado que este año se colocarán en el balcón consistorial los pendones de las 17 cofradías.

Con las túnicas en plena confección, los ensayos en marcha y los detalles ultimados, la Semana Santa calienta motores. Solo queda esperar, indica Benítez, que el tiempo acompañe. «La climatología influye muchísimo, pero ahí no podemos hacer nada», zanja.