Seis años de prisión para un condenado en Cáceres por maltrato físico y psíquico habitual a su esposa

El hombre condenado también tenía un comportamiento agresivo con los hijos, una de ellas enferma

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

El relato de los hechos probados, que se encuentran en una sentencia del Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres, es espeluznante. Recoge esta sentencia el maltrato a que fue sometida una mujer por parte de su marido, con el que se casó en el año 2000 después de seis años de noviazgo. Tuvieron dos hijos, y los maltratos aumentaron cuando ella estaba en el hospital tras la cesárea que se le practicó con su hija mayor. Cuando estaba convaleciente en el hospital la insultaba llamándole «puta» y «vaga».

Ya en casa, el hombre se enfrentaba a ella por nimiedades, ya fuera por como estuviera colocada una silla o por hacer ruido y no dejarle dormir la siesta. Daba empujones y patadas a su mujer, a la que llegó en varias ocasiones a subirla por las escaleras de la casa agarrándola del pelo. Tenía como costumbre, cuando se enfadaba con su mujer, pegar su frente a la de ella, para empujarle y luego darle cabezazos.

Él no paraba de insultarla diciendo que no valía para nada, pero cuando ella empezó a trabajar, «el acusado le decía que qué hacía ella trabajando, quitándole el puesto a un hombre».

El condenado reprochaba a su esposa que trabajara y que quitara el empleo a un hombre

Se mostraba agresivo con sus hijos. La niña mayor cayó enferma, se le diagnosticó un tumor por el que tenía que ir a un hospital de Madrid a ser tratada. En una ocasión dijo en presencia de su mujer y de la hija que ojalá la pequeña se muriera porque le suponía muchos gastos.

La niña vomitaba con mucha frecuencia y eso le exasperaba, llegando en una ocasión a darle patadas y a tirarle del pelo para que subiera al servicio de la planta superior de la casa en la que vivían, en donde no le importó bañarle con agua fría.

Al hijo pequeño le llamaba 'maricón' cuando le veía jugar con bolsos y muñecas.

Cuando ella le dijo que se iba a separar le amenazó con quemar la casa con ella dentro. Se libró de él después que recibir una paliza de la que tardó 45 días en curar.

Este individuo ha sido encontrado culpable de seis delitos por el Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres: maltrato físico y psíquico habitual, lesiones, lesiones leves, un delito continuado de amenazas leves, un delito leve continuado de vejaciones injustas y otro de violencia doméstica. Es responsable de seis delitos.

Seis años de cárcel

En total, ha sido condenado a seis años y cuatro meses de cárcel. Se le inhabilita para ejercer la patria potestad con respecto de sus dos hijos menores durante 12 años. No podrá acercarse a menos de 500 metros o comunicar con ellos durante 12 años.

Por otra parte, debe indemnizar a su exmujer con 21.980 euros, en concepto de responsabilidad civil: 20.000 euros por el daño moral que le ha causado, y 1.980 euros por las lesiones que le causó.

El condenado ha recurrido la sentencia en la Audiencia Provincial de Cáceres al considerar que era injusta. La Audiencia ha confirmado su condena y le impone pagar las costas procesales de los dos juicios.

Recalca la Audiencia Provincial que la sentencia está muy fundamentada, y hay pruebas suficientes para condenarle por los seis delitos.

Contra esta sentencia no cabe otro recurso. Es firme, por lo que deberá ingresar en prisión.