Segundo accidente con dos muertos en 19 días en la carretera 'de las torres'

Restos del accidente que ocurrió a las tres de la tarde de ayer a nueve kilómetros de Cáceres. :: /Cordero
Restos del accidente que ocurrió a las tres de la tarde de ayer a nueve kilómetros de Cáceres. :: / Cordero

Fallecen una profesora de 32 años de Torremocha y un hombre de 40 años de Sierra de Fuentes, empleado municipal en Cáceres

SERGIO LORENZO

Poco antes de las tres de la tarde de este jueves volvió la desgracia a la conocida como la carretera ‘de las torres’, la EX-206 que comunica la ciudad de Cáceres con Villanueva de la Serena, pasando por Torreorgaz, Torrequemada y Torremocha, entra otras poblaciones. A las tres de la tarde dos coches colisionaron frontalmente a nueve kilómetros de la capital cacereña, en una recta con buena visibilidad situada entre la quesería El Castúo y el cruce de Sierra de Fuentes.

Chocaron un Renault Megane y un Citroen C3. En cada coche viajaba un único ocupante, falleciendo los dos conductores. Los motivos del accidente aún se desconocen.

Más información

Hasta el lugar del siniestro se desplazó una ambulancia medicalizada del Sistema Extremeño de Salud (SES) que no pudo hacer nada por salvar sus vidas. También acudió una dotación del parque de bomberos de Cáceres, varias patrullas de la Guardia Civil y un equipo de emergencias de carreteras de la Junta de Extremadura.

En el Renault viajaba Cristina Jordán Mata, de 32 años, natural de Torremocha, profesora en Moraleja y soltera. Ella iba en sentido Cáceres.

El conductor del Citroen era Jesús María Nevado Martín, de 40 años, también soltero y vecino de Sierra de Fuentes. Trabajaba en el Ayuntamiento de Cáceres, haciendo labores de mantenimiento, y se dirigía a Sierra de Fuentes en donde residía.

Se da la circunstancia de que hacía 19 días, el domingo 4 de junio, se produjo otro accidente de tráfico mortal, también con dos muertos, en la misma carretera, en aquella ocasión a unos tres kilómetros de distancia, más cerca de la quesería El Castúo. Un Clio y un Fiat Marea también colisionaron frontalmente en una recta con buena visibilidad.

Fallecieron Norberto González Muñoz, de 29 años, natural de Monroy (su novia Noelia Madrid, de 25 años, de Torremocha, que también iba en el vehículo resultó herida leve gracias a que llevaba puesto el cinturón de seguridad) y el cacereño de 71 años José Francisco Sánchez Cisneros, que había trabajado de camarero en el Gran Café.

«Es una desgracia grande. En el pueblo luchamos para que viva gente joven y tiene que pasar esto»

«Es una desgracia grande. En el pueblo luchamos para que viva gente joven y tiene que pasar esto» Alfonso Barroso | Alcalde de Torremocha

Ayer los vecinos de Torremocha y de Sierra de Fuentes estaban impactados por el nuevo siniestro. «Hay que hacer algo para que no se produzcan más accidentes en esta carretera», indicaba a este diario el alcalde de Torremocha, Alfonso Barroso. «Tiene mucho tráfico. Es la segunda en importancia en su categoría en la provincia de Cáceres». En cualquier caso, Barroso no entendía ayer cómo podía haber ocurrido este accidente en una recta con buena visibilidad. «Es una desgracia grande. En el pueblo luchamos para que viva gente joven y tiene que pasar esto». El Ayuntamiento ha decretado un día de luto.

 «Esta carretera se está convirtiendo en un gran problema. Toda la gente piensa que pasa algo»

«Esta carretera se está convirtiendo en un gran problema. Toda la gente piensa que pasa algo» María Luisa Holgado | Alcaldesa de Sierra de Fuentes

La alcaldesa de Sierra de Fuentes, María Luisa Holgado, también mostraba ayer su preocupación por la siniestralidad de la carretera ‘de las torres’. «Se está convirtiendo en un gran problema. Algo falla en la carretera. Toda la gente piensa que pasa algo, porque no es normal que ocurran dos accidentes con muertos en tan poco tiempo, casi en el mismo sitio».

En el anterior accidente también expresó su preocupación por la siniestralidad de esta vía el alcalde de Torrequemada, Elías Hernández Arroyo. «La Junta de Extremadura es la propietaria y ella debería hacer algo, porque tiene mucho tráfico y hay muchos accidentes», aseguró.

En el siniestro de hace 19 días se pensaba que uno de los conductores podía haberse deslumbrado con el sol, ya que tuvo lugar a las nueve y cuarto, al atardecer; pero este jueves los conocidos de los fallecidos no encontraban explicación al origen del accidente. En ninguno de los dos siniestros quedaron huellas de frenada en la calzada.

En los últimos años se han producido varios accidentes mortales en la EX-206. El año pasado la Dirección General de Tráfico (DGT) indicó que estaba entre las carreteras más peligrosas de Extremadura.

Con estos dos accidentes de tráfico con un total de cuatro fallecidos, los datos de siniestralidad de este año no se espera que sean mejores que en 2016, cuando hubo un total de 25 muertos.

En el presente año ya hubo otro accidente mortal con dos fallecidos, ocurrió en enero a cuatro kilómetros de Cáceres, en la carretera de Torrejón el Rubio; y el pasado mes de mayo tres jóvenes perdieron la vida en un accidente a un kilómetro de Madrigal de la Vera.