Salaya encarga un informe sobre el derribo del Bloque C

M. M. N.

Cuando los vecinos propusieron al Gobierno, entonces del PP, utilizar el dinero de los presupuestos participativos del Ayuntamiento para tirar el Bloque C, el actual alcalde, entonces en la oposición, recordó el pasado. Él ya había propuesto en su día derribar un edificio que, además de no tener uso ya, ha sido fuente de conflictos, con incendios, tráfico de droga, peleas y hasta un asesinato por medio. En la última campaña electoral, Luis Salaya volvió a referirse al Bloque C: «Será derribado -confirmó-. No será mi primera medida, pero mantengo el compromiso. Lo piden los vecinos y al final del mandato estará».

La idea se le ha recordado en los últimos días al propio Salaya, ya como regidor de la ciudad. Sin embargo, en su primera entrevista ya en sillón del Consistorio y a las pocas horas de ser investido como alcalde, también se pronunció en HOY: «Que me hagan los estudios técnicos necesarios, pero quiero tirar el Bloque C. (...). Buscaremos la fórmula».Justo en ese punto se encuentra ahora la situación. Así lo indicó el portavoz, Andrés Licerán, que confirma que el Ayuntamiento ya ha encargado un informe a los técnicos para saber el coste y el impacto de tirar el edificio.