Rosario Cordero: «Estoy contenta y agradezco a mi partido la confianza»

Rosario Cordero: «Estoy contenta y agradezco a mi partido la confianza»

REDACCIÓN / EUROPA PRESS

«Estoy contenta y agradezco a mi partido la confianza», ha señalado la presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, que como ya se ha informado repetirá en su cargo los próximos cuatro años, una vez que la Ejecutiva Provincial la proponga como única candidata y sea refrendada por el Comité Provincial.

Cordero, en declaraciones a los medios este miércoles en una visita a Navalmoral de la Mata, ha agradecido a su partido que «vuelva a confiar» en ella para desempeñar esta labor, y ha recordado que «hay muchos proyectos» que han comenzado la legislatura pasada y que «necesitan continuidad para que sean una realidad para los pueblos de la provincia», ha dicho.

Asimismo, ha avanzado que una de las prioridades del nuevo equipo de Gobierno será el impulso del consorcio medioambiental Medio XXI, que se encargará de solucionar el problema de aguas residuales que tienen muchos municipios cacereños.

De hecho, ha recordardo que se necesita construir casi 100 depuradoras de aguas residuales en la provincia y después habrá que determinar cómo se gestionarán, por lo que considera que este es «uno de los proyectos prioritarios para la siguiente legislatura», ha concluido.

Sobre Rosario Cordero

Rosario Cordero (Cáceres, 1966) es licenciada en Derecho por la Universidad de Extremadura (UEx) y alcaldesa de Romangordo desde 2003, localidad donde ha vuelto a revalidar la mayoría absoluta el pasado 26 de mayo al obtener seis de los siete concejales del ayuntamiento.

Entró en la Diputación de Cáceres por primera vez en la legislatura 2007-2011 cuando era presidente Juan Andrés Tovar con quien desempeñó funciones en el Área de Desarrollo Local y Formación. En la siguiente legislatura, la de 2011 a 2015, el PSOE se quedó en la oposición y, hace cuatro años, cuando recuperó la diputación designó a Cordero como presidenta, un cargo que repetirá los próximos cuatro años.