El Romeral de Cáceres se pierde en el abandono

Cerramiento. El área que rodea El ROmeral se ha cerrado con vallas y su edificio también se ah tapiado /L CORDERO
Cerramiento. El área que rodea El ROmeral se ha cerrado con vallas y su edificio también se ah tapiado / L CORDERO

Deciden vallar el antiguo centro hípico, en cuyo entorno se acumulan pintadas y suciedad y para el que Amigos de la Ribera pide al Ayuntamiento que le dé uso

CRISTINA NÚÑEZCÁCERES.

Podría ser un lugar idílico dentro de una no menos agradable zona, pero por ahora solamente queda esperar que se tome alguna decisión sobre su utilidad. Se trata del entorno de 'El Romeral', un recinto hípico en desuso que ha sido vallado y tapiado por el Ayuntamiento para evitar el acceso de personas. Estas medidas se tomaron hace ya un mes, y fueron aprobadas durante el anterior periodo municipal. «Es un sitio increíble que está lleno de grafitis y de cultura suburbana», destaca Pedro Moreno Rey, miembro de la asociación Amigos de la Ribera del Marco, que pelea porque esta zona de la ciudad sea capaz de pivotar la vida de los cacereños y convertirse en un verdadero pulmón y en un foco de ocio relacionado con la naturaleza.

A Moreno Rey le resulta curioso cómo, aún teniendo muy cerca el Espacio para la Creación Joven (ECJ) situado en el antiguo molino de aceite, muchos jóvenes prefieran meterse en ese espacio. Él considera que habría que crear un proyecto para aprovechar este recinto, que podría acoger proyectos más libres y «menos institucionalizados» que los del molino. No niega Moreno Rey que algunos de los jóvenes que han accedido a la finca lo han hecho para hacer botellón en su interior, pero él prima sobre todo el carácter de libertad creativa que genera este espacio y que a su modo de ver hay que potenciar.

«Nuestra idea es que se convierta en un centro de alternativa joven, donde se puedan hacer conciertos, que sirva para que se dinamice la Ribera y esta parte de la ciudad, es tan grande que allí se podría llegar a celebrar hasta un Womad, se pueden hacer miles de cosas, lo que no se puede hacer es cerrarlo». Moreno Rey cree que «impera la cultura del miedo, al final el dinero no llega y se prefiere tener cerrado». Denuncia también que el vallado que se hizo para evitar el acceso ha perjudicado a los árboles de la zona. «Llegó una máquina y algunos se arrancaron y el escombro del cerramiento de las paredes lo echaron encima de unas acacias», apunta. Él considera que debería aprobarse una ordenanza del árbol para que se preserven estas especies. «Tocar los árboles allí clama al cielo».

«Nuestra idea es que se convierta en un centro de alternativa joven para actividades y conciertos» Pedro Moreno Rey | Amigos de la Ribera del Marco

Finca expropiada

Según explicó este activista, el recinto pasó a ser de propiedad municipal al expropiarse por el Ayuntamiento cuando el proyecto de la ronda Sureste marcaba que iba a pasar por esta zona, un punto que se modificó más tarde. Al parecer esta finca perteneció a la familia de Los Chacones y antes de su último uso relacionado con la hípica, funcionó también como vaquería.

El nuevo gobierno municipal analizará los posibles usos de este local, del que en algún momento en los últimos tiempos se dijo que iba a convertirse en el centro de interpretación de la Ribera del Marco, una idea que no es la mejor para la asociación de amigos de este entorno. Ellos reivindican su papel de vigilantes de esta zona y han llevado a cabo varias acciones como la plantada de árboles que hicieron a principios de año muy cerca de esta finca que reivindican. En febrero se actuó en media hectárea de terreno, en donde se pusieron alcornoques y encinas. El objetivo es reforestar todos los terrenos de la falda de la Montaña que continúan por las faldas del cerro San Marquino y por el cerro La Butrera, frente a la ronda Matadero o el Puente Vadillo, un área declarada como zona verde no urbanizable de aproximadamente 105 hectáreas.

La Asociación de Amigos de la Ribera del Marco considera que el edificio puede complementar al Espacio de la Creación Joven, muy próximo
La Asociación de Amigos de la Ribera del Marco considera que el edificio puede complementar al Espacio de la Creación Joven, muy próximo / L. CORDERO

La idea que tiene este colectivo es que algún día esta zona pueda convertirse en una especie de dehesa de campo donde poder hacer actividades de naturaleza y donde se pudiera pasar el día.

Durante el plantabosques dijeron que no se necesita una gran inversión para que esta zona se convirtiera en un punto de expansión ciudadana, ya que cuenta con una vegetación autóctona que no requiere un gran mantenimiento.