Retiran 400 kilos de maleza y basura en Fuente Concejo

Retiran 400 kilos de maleza y basura en Fuente Concejo

Una treintena de voluntarios intervienen en la limpieza de la Ribera del Marco: la asociación Arba reclama a la CHT y al Ayuntamiento que actúen

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Unos por otros y la fuente sin limpiar. Hasta que ayer aparecieron los voluntarios del movimiento vecinal coordinado por el colectivo conservacionista Arba en las inmediaciones de la Ribera del Marco. «Esto es una reivindicación en directo», detallaba su delegado, Álvaro Tejerina, que ha enviado sendos escritos a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y al Ayuntamiento para que impulsen acciones programadas de actuación que detengan el deterioro de la zona. «Nos hemos encontrado esto en un estado lamentable, de abandono absoluto», denuncia.

Fue una acción intensiva protagonizada por una treintena de personas. Todas llegaron cargadas de buena voluntad para contribuir a adecentar una de las áreas históricas de la ciudad. En el cartel anunciador de esta intervención medioambiental aparecían los nombres del Consistorio y la propia CHT. El Ayuntamiento colaboró a través de la Universidad Popular y el área de Participación Ciudadana. Esa coordinación facilitó que también las asociaciones que integran el movimiento vecinal cacereño acudieran. Allí estaba la Agrupación, con su presidente, Alberto Iglesias; o Carlos Luengo, del colectivo del Junquillo; o Francisco Hinojal, jubilado ya y colaborador activo de Arba, la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono. Marisol, una vecina de San Francisco, personificaba el perfil de quienes decidieron dedicar unas horas de su tiempo libre a colaborar en esa limpieza.

Se afanaba hasta no poder más en sacar cada una de las raíces que se incrustaban en la piedra de Fuente Concejo. «Si sigues así no te vas a poder levantar», le soltó con humor Álvaro Tejerina, muy satisfecho de la participación en una actividad que abordaba la eliminación de plantas invasivas y la retirada de los residuos sólidos urbanos dispersos. En total, según la primera información de alcance que facilitó el delegado de Arba, fueron unos 350 kilos de vegetación invasiva los que se eliminaron. A ellos hay que sumar cristales, plásticos y otros materiales que también se encontraron.

La asociación Arba quiere extender su acción a las huertas, la charca del Marco y Fuente Fría

«Hemos sacado unos 400 kilos de cosas que no deberían estar aquí. Es un volumen importante. Vamos a llenar varios contenedores», remarcaba sobre el terreno. A media mañana y con los voluntarios repartidos por las escalinatas y el suelo de Fuente Concejo se contaban casi una veintena de bolsas de basura repletas. Era solo una parte de las que se habían ido llenando en un sábado intenso.

«Espero que cunda el ejemplo, porque es necesario. Hay que dejar a un lado intereses políticos. La Ribera es una zona emblemática y requiere una acción metódica y organizada. El Ayuntamiento debe coger el testigo», reclama el portavoz de Arba en Extremadura. De hecho, sugiere que los trabajos desarrollados en el tramo alto de la Ribera por Talher podrían completar con una partida que permitiese contratar a personas que efectuasen de manera manual esa limpieza, sin provocar daños ambientales.

Nuevas citas

La CHT autorizó los trabajos que se desarrollaron ayer. Tendrán continuidad en las próximas semanas. Para el 9 de marzo está prevista la plantación de 30 especies en las huertas de la Ribera. En abril se quiere intervenir en la charca del Marco y Fuente Fría. Precisamente, la Asociación Amigos de la Ribera denuncia que tras la primera actuación de Talher, se ha dejado «sin limpiar el inmenso zarzal y cañaveral que existe entre Fuente Fría y Fuente Concejo», lo que implica un riesgo para la salud «por acumulación de basura» en un tramo próximo a la ciudad monumental. Piden que se complete la labor iniciada. Ayer se dio un primer paso.

 

Fotos

Vídeos