Se repite el juicio al exdirector de Citibank en Cáceres y vuelve a ser condenado

Fernando Huete, en el centro, en el primer juicio. :: hoy/
Fernando Huete, en el centro, en el primer juicio. :: hoy

El Supremo anuló la primera vista, dijo que debía ser juzgado otra vez y ha vuelto a ser sentenciado a seis años

SERGIO LORENZOCÁCERES.

Segundo juicio en la Audiencia Provincial de Cáceres a Fernando Huete, director de Citibank en Cáceres durante 34 años, y segunda condena a seis años de cárcel por haberse quedado con un millón y medio de euros de varios clientes.

Huete fue juzgado el 16 de febrero del año 2017 en la Audiencia de Cáceres, acusado de engañar a clientes de la sucursal de Citibank que estaba ubicada en el número 19 de la avenida de España de Cáceres. Él llevaba trabajando para esa entidad bancaria más de 40 años, siendo el director de la sucursal de Cáceres desde el año 1980 a septiembre de 2014, mes en el que fue despedido al comprobarse que se había quedado con gran cantidad de dinero de clientes que confiaban plenamente en él.

En el juicio se comprobó que había engañado a personas de edad avanzada, con minusvalías, o de escaso nivel cultural. Hubo un cliente, vecino de Valdefuentes, al que había quitado de su cuenta 900.000 euros. Se quedó con 1.584.477 euros desde el año 2005 al 2014, dinero devuelto por Citibank a los clientes perjudicados.

Se descubrió que quitaba el dinero de las cuentas, falsificando las firmas de los clientes y amañando las cartillas, gracias a que uno de los afectados dijo a otro empleado que le habían desaparecido de su cuenta, en una ocasión 2.950 euros y en otra 15.500 euros. El empleado se lo dijo a Huete y éste señaló que había sido una confusión al ser similar el nombre del afectado con el de otro cliente. El empleado vio que no había otro cliente con idéntico nombre y avisó a un superior. Se abrió una investigación interna y se descubrió la realidad.

Huete fue condenado a 6 años de cárcel, a devolver a Citibank el dinero y pagar una multa de 3.600 euros. También fue juzgado un comercial del banco por quedarse 23.435 euros de un cliente; fue condenado a un año y seis meses de prisión, pagar una multa de 1.800 euros y devolver el dinero.

Huete pidió en el Tribunal Supremo que se anulara la sentencia y se repitiera el juicio con otros magistrados, puesto que los que le condenaron ya habían emitido antes valoraciones sobre su culpabilidad. En junio del 2018 el Supremo anuló la sentencia y ordenó celebrar un nuevo juicio con otros magistrados.

Ese nuevo juicio se ha celebrado hace unas semanas, y los dos exempleados de Citibank han vuelto a ser condenados a la misma pena, aunque la multa ha aumentado: Ahora la sanción a pagar por Huete es de 7.200 euros y 3.600 su compañero de banquillo.