Renovar el DNI entre sudores

Instalaciones de la Comisaría de la Policía Nacional en Cáceres. :: jorge rey/
Instalaciones de la Comisaría de la Policía Nacional en Cáceres. :: jorge rey

La Comisaría de Policía Nacional en Cáceres soporta temperaturas extremas un verano más

MARÍA SÁNCHEZ

Comisiones Obreras ha denunciado a través del Sector del Estado de la Federación de Servicios a la Ciudadanía el calor extremo que están sufriendo en la Comisaría de Policía Nacional de Cáceres. Debido a fallos continuos en el sistema de refrigeración, se llegan a alcanzar temperaturas que superan los 36 grados. Sin embargo, La Ley de Prevención de Riesgos rige que deben estar comprendidas entre los 17º y 27º.

La altas temperaturas están afectando tanto a los funcionarios que realizan su labor en estas oficinas, como al público que se desplaza hasta ella para resolver sus trámites. María José Rehecho ha ido a la Comisaría para tramitar el pasaporte y cuenta que cuando llevaba un rato esperando empezó a notar el calor. «En mi caso son gestiones rápidas y al usuario no le afecta tanto como a los trabajadores que pasan mucho más tiempo dentro», declara. También Joaquín Daza coincide con Rehecho. Narra que en la entrada, las temperaturas eran muy elevadas, pero en la zona a la que tuvo que dirigirse, el sistema de climatización funcionaba correctamente. «Hay problemas con el aire condicionado porque al entrar hacía una flama tremenda», comenta.

Se trata de un espacio muy concurrido ya que el problema afecta al área donde están situadas las dependecias del DNI. Alberto Ramajo Doncel, Coordinador del Sector del Estado de Comisiones Obrera en Extremadura, afirma que no es la primera vez que sucede. Ya el año pasado, los sindicatos se quejaban de la falta de aire acondicionado porque la placa de refrigeración dejó de funcionar. Los trabajadores tuvieron que reubicar de forma temporal varios servicios, como la oficina de denuncias y las salas del 091 y de coordinación. En invierno, durante los meses con las temperaturas más bajas, la situación se repite. «Es un edifcio relativamente nuevo, solo lleva seis años en funcionamiento y ya estamos teniendo problemas de este tipo», lamenta.

El Ministerio del Interior baraja instalar aparatos de split en despachos y zonas comunes

Uno de los funcionarios de la Comisaría advierte que como el edificio cuenta con unas cristaleras muy grandes, el aire acondicionado necesita más potencia de la que tiene para aclimatar el espacio. «A la primera de cambio deja de funcionar, así que o pasamos calor en verano, o en invierno hace frío», reclama el funcionario.

En esta ocasión, CCOO ha optado por denunciar la situación a la Inspección de Trabajo y al Ministerio de Interior. Exigen que se lleven a cabo las medidas necesarias que solucionen el problema lo antes posible. «Todos tenemos que hacernos el DNI y renovarlo, pero se dan unas condiciones que es insostenible estar allí», expone Ramajo.

El Ministerio de Interior asegura que son conscientes de la situación. El problema se debe al sistema de climatización del que dispone la comisaría actualmente, por ello están buscando soluciones complementarias como la instalación de split en los despachos y en las zonas comunes.