El regreso de Juego de Tronos reaviva el interés por los escenarios del rodaje

Rodaje en 2016 del paseo triunfal de Euron Greyjoy a su llegada a Desembarco del Rey, en la plaza de Santa María. :: lorenzo cordero/
Rodaje en 2016 del paseo triunfal de Euron Greyjoy a su llegada a Desembarco del Rey, en la plaza de Santa María. :: lorenzo cordero

Cáceres, Los Barruecos y Trujillo fueron las localizaciones donde se grabaron algunos de los momentos más famosos de la serie de HBO

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSCáceres

La inmensa maquinaria global de márketing que se mueve en torno a la serie de televisión Juego de Tronos se ha puesto de nuevo en marcha esta semana con el estreno del primer capítulo de la octava y última temporada. Aficionados de todo el mundo están ansiosos por conocer si los caminantes blancos podrán ser derrotados, y quién acabará gobernando los Siete Reinos de Poniente. Entre capítulo y capítulo se entretienen escudriñando los detalles que rodean a la producción. Uno de ellos es el relativo a los escenarios reales donde se rodó la serie, y aunque en esta última temporada no aparecen, vuelven a cobrar protagonismo las localizaciones de la provincia de Cáceres donde, a finales de 2016, se filmaron varias escenas de la temporada anterior.

Más información

Tanto Cáceres capital como Trujillo y, sobre todo, Los Barruecos, donde se rodó una de las batallas más épicas de Juego de Tronos, se convirtieron aquellos días en el lugar donde pusieron su mirada los seguidores de la serie. Hoy, más de dos años después, no queda mucho de todo aquello sobre el terreno, aunque Malpartida de Cáceres sí ha sabido rentabilizar el tirón por la parte que le toca. De hecho, el Ayuntamiento le achaca en gran medida el crecimiento del turismo de un 19% que experimento el municipio en 2018. Su alcalde, Alfredo Aguilera, ya manifestó el pasado enero que espera un nuevo repunte ahora con el estreno de la última temporada.

Más diluida se encuentra ya la huella de Juego de Tronos en Cáceres y Trujillo. En la capital se rodaron algunas escenas, la más importante de ellas el paseo triunfal de Euron Greyjoy (Pilou Asbæk) con sus prisioneras hacia la Fortaleza Roja, pasando por el Arco de la Estrella y la plaza de Santa María, convertidas para la ocasión en la ciudad del Desembarco del Rey.

El castillo de Trujillo, por su parte, fue el escenario desde donde Jaime Lannister (Nikolaj Coster) y su fiel Bronn (Jerome Flynss) observaban al ejército enviado por Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), quien también pasó varias semanas rodando en Cáceres junto a otros de los personajes principales de la serie, entre ellos Peter Dinklage, que interpreta a Tyrion Lannister.

No obstante, la oportunidad que representa el estreno de la nueva temporada para revivir el interés por las localizaciones no pasa inadvertida. Hasta hay agencias de viajes que en estos días lanzan paquetes especiales para visitar los escenarios españoles de Juego de Tronos. Una de ellas es Weekendesk, especializada en escapadas de fines de semana, que ofrece desde 58 euros por pareja una escapada por la Ciudad Monumental cacereña con visita guiada por los espacios que aparecen en la serie.

La ultima temporada también contará con algunas escenas rodadas en España, aunque ya ninguna de ellas en Extremadura. El equipo ha regresado esta vez a las ruinas romas de Itálica, en Santiponce (Sevilla), donde ya tuvo lugar la reunión entre los aspirantes al Trono de Hierro emitida en la temporada anterior.

Otros escenarios

Entre los escenarios españoles que aparecieron en la séptima temporada el más reconocible, y donde el impacto posterior en el número de visitas ha sido mayor, es San Juan de Gaztelugatxe, en la localidad vicaína de Bermeo, donde se rodaron las escenas de Rocadragón, con el especial protagonismo para su inconfundible y sinuoso puente de piedra de 241 peldaños. También se filmó en el Flysch de Zumaia, las Atarazanas Reales de Sevilla y el castillo de Almodóvar del Río, en Córdoba, además de en las ya mencionadas localizaciones de la provincia de Cáceres.

Ninguna de ellas aparecerá en los capítulos del desenlace de la serie, pero la capacidad de atracción que genera Juego de Tronos a nivel mundial para millones de personas convierte los próximos meses en una nueva oportunidad promocional reviviendo aquel final de 2016 en el que Cáceres, Malpartida y Trujillo estuvieron en boca de gran parte de los aficionados de una de las ficciones televisivas más seguidas de todos los tiempos.