Raquel Palma se viste de corto

Raquel Palma estrenó el cortometraje musical 'Se dice' el pasado martes en la sala Barroco. :: j. rey/
Raquel Palma estrenó el cortometraje musical 'Se dice' el pasado martes en la sala Barroco. :: j. rey

'Se dice' es un homenaje a Concha Piquer que sirve para presentar su próximo espectáculo, 'Cuando manda el corazón' La cantante cacereña reivindica la libertad de la mujer en una mini película

CRISTINA NÚÑEZ CÁCERES.

Raquel Palma (Cáceres, 1972) simultanea once espectáculos. De escenario en escenario y trillándose toda la región anda esta artista, una cantante a la que la vida le ha lanzado en brazos del teatro, un género que domina y que ha ido haciendo suyo sin dejar de lado la música. «Yo empecé cantando copla, pero venía de una orquesta donde cantaba absolutamente de todo, el teatro se metió en mi vida, son dos disciplinas que no soy capaz de separar, mis montajes propios aúnan música y teatro, no son solo conciertos, hay una historia», reflexiona entusiasmada.

El pasado martes dio a conocer 'Se dice', un trabajo que aúna música y actuación en un formato nuevo para ella, el cortometraje musical. Asegura que es casi pionera en el género. «Se me ha adelantado Pasión Vega». Porque lo suyo no es un video-clip sin más, sino una historia con principio y fin con la interpretación de 'Se dice', la canción que popularizó Concha Piquer. No es algo que se haga habitualmente en España, y ella utiliza este recurso para presentar su próximo espectáculo, 'Cuando manda el corazón', que se prepara para presentar en el mes de septiembre. Es un trabajo que recorre la historia de la música desde la República hasta el inicio de la democracia, con la llegada de la constitución. «Contamos historias donde principalmente es protagonista la mujer y donde tiene muchísima fuerza la libertad, y sobre todo la libertad de amar libremente».

Diversidad

La canción 'Se dice' es de 1933, un momento en el que, describe la propia Palma, la mujer contaba con mayor libertad que en décadas posteriores, ya que la dictadura franquista aplastó muchos derechos conquistados. «Yo siempre digo que todas las mujeres que subían a los escenarios eran muy valientes y muy importantes, la dictadura nos puso un velo tupido a todas y nos convirtió en mujeres amas de casa, que cuidaban a sus maridos». Cita a Concha Piquer y Rocío Jurado como dos mujeres que se enfrentaron a la censura y lucharon contra lo establecido a través del arte.

Escrito por Concha Rodríguez y dirigido por José Antonio Raynaud, el corto se rodó el pasado mes de enero en la sala Barroco, en donde se presentó el martes. Alternándose el blanco y negro y el color, para dar cuenta de la historia y de la reivindicación, en este trabajo han participado más de treinta personas entre actores y equipo técnico. La diversidad sexual recorre los siete minutos de este trabajo, lo que lo convierten en un alegato sobre la libertad de amar y de relacionarse. La presentación contó con representantes de los colectivos LGTBI de la ciudad y también con una nutrida representación de candidatos políticos locales de diferentes partidos y tendencias.

Los arreglos musicales corren a cargo de David Lerman, que también le acompaña en el espectáculo junto a Álvaro Fernández, Juan Antonio Loro, Vicky González y Lorenzo González. Presume Palma de rodearse de los mejores, «gente que me ha acompañado desde el principio», señala.

En el recorrido musical que se hace en esta nueva propuesta se incluyen tres coplas, pero también canciones como 'La Diputada', del año 1932, 'Yo no soy esa', de Mari Trini o 'Un amor especial', de María Dolores Pradera. «Es la producción más ambiciosa en la que me he metido, y no descarto que pueda meterme en más cosas audiovisuales hasta septiembre», destaca esta cantante dejando en el aire cierta dosis de misterio.