Emilio de Justo: «Quiero ocupar un sitio importante, el que siempre he soñado»

Emilio de Justo, momentos antes de salir a la plaza de toros de Cáceres el pasado junio. :: a. mÉNDEZ/
Emilio de Justo, momentos antes de salir a la plaza de toros de Cáceres el pasado junio. :: a. mÉNDEZ

El diestro cacereño se enfrentará en solitario a seis 'victorinos' el próximo 7 de septiembre en Dax (Francia)

CRISTINA SÁNCHEZCÁCERES.

Tras el resurgir de su carrera, se ha convertido en uno de los toreros más laureados a nivel nacional por su valentía. Emilio de Justo (Torrejoncillo, 1983) se especializó en las ganaderías 'duras', que entrañan más riesgos para el torero. Por ello, comenzó a ser reconocido en Francia, lo que le supuso la vuelta a los grandes ruedos españoles. Este regreso se culminó durante la pasada Feria de Otoño de Madrid, cuando salió por la puerta grande de Las Ventas. Su próximo reto será en la localidad francesa de Sax el 7 de septiembre, donde se enfrentará a seis toros 'victorinos'.

-¿Qué sensaciones tiene de cara a este próximo reto?

-Es una responsabilidad muy grande, en una plaza de mucha importancia. Francia ha sido un país que me ha dado mucho como torero, y enfrentarme ahora a seis toros de Victorino Martín en Dax me llena de responsabilidad, pero también de motivación. Estoy muy ilusionado por darlo todo ese día y dar un paso importante en mi carrera.

«Estoy muy ilusionado por darlo todo ese día y dar un paso importante en mi carrera»

-¿Cómo se está preparando?

-Llevo una temporada en la que no he parado de torear, así que prácticamente la preparación y el fondo ya lo he hecho, hago entrenamientos diarios. Hace unos días estuve toreando cinco vacas seguidas en casa de Victorino Martín, fue como un ensayo previo. Me encuentro física y mentalmente preparado para afrontar un reto de tal importancia.

-¿Siente mucha responsabilidad de llevar a cabo este reto ante una afición tan exigente como la francesa?

-Siempre siento mucha responsabilidad. Es cierto que el francés es un público exigente, pero a la vez es muy agradecido. Sabe reconocer cuando un torero se entrega en la plaza. Tengo la tranquilidad de saber que cuando yo lo dé todo en la plaza, la gente lo va a corresponder.

-Los toros son de la ganadería Victorino, de origen extremeño. ¿Tiene una buena relación con ellos?

-La ganadería 'victorina' me ha aportado muchos triunfos en mi carrera, me ha hecho resurgir en el aspecto profesional. Es una ganadería a la que le debo mucho, y con la que creo que siempre me he entendido bastante bien en la plaza. Por lo tanto, creo que la mejor ganadería para hacer una apuesta como la de Dax es la de Victorino Martín, por lo que significa y por la importancia que tiene.

-Después del resurgir de su carrera, ¿se considera lo suficientemente reconocido en Extremadura?

-Yo noto mucho el cariño de la gente, que es lo principal. Poco a poco voy entrando en ferias y en plazas más importantes en Extremadura, pero tampoco me quita el sueño torear más o menos aquí. Sé lo que quiero conseguir como torero, y ahora mismo estoy mentalizado para afrontar mis próximos compromisos, que son importantes.

«Creo mucho en mí, ahora más que nunca, porque he sido capaz de remontar una situación difícil»

-¿Qué es lo que quiere conseguir?

-Ocupar un sitio importante como torero, el sitio que siempre he soñado. Para eso hay que reunir muchas condiciones, pero creo mucho en mí. Ahora más que nunca, porque he sido capaz de remontar una situación difícil de años en los cuales no toreaba prácticamente nada. Y haber sido capaz, poco a poco, de entrar en las ferias más importantes y triunfar, creo que eso tiene mérito y estoy orgulloso de lo que he ido consiguiendo. Ahora hay que mantenerse y seguir dando pasos adelante.

-¿Qué siente al ponerse delante de un toro?

-Son muchas cosas a la vez. Puede ser miedo, emoción, responsabilidad, disfrute. Cuando se está a gusto y te compenetras con el toro es algo mágico que solo puede sentir un torero, y cuando aquello es complicado y difícil por el comportamiento del toro se pasa mucho miedo y se pasa mal. Pero creo que los toreros también tenemos que saber resolver las dificultades que nos plantea el toro.

-¿Está ya recuperado de la lesión que sufrió en Cáceres en junio? ¿Por qué, tras la lesión, siguió toreando esa misma tarde?

-Gracias a Dios ya estoy recuperado, fue una fractura de clavícula que me tuvo 20 días apartado de los ruedos, por lo que me perdí bastantes corridas. Pero he remontado muy bien la temporada y físicamente me encuentro muy bien, no tengo secuelas. Era un día de mucha ilusión para mí, en la plaza de toros de Cáceres, en mi tierra, e hice un esfuerzo porque creo que la ciudad se lo merecía. El aficionado cacereño se lo merece por todo el apoyo que he recibido, y a pesar de tener la clavícula rota, creo que lo di todo para que fuera una gran tarde y hacer felices a los aficionados.

-¿Ha pensado volver a establecerse en Cáceres en algún momento?

-Ahora mismo estoy en Sanlúcar de Barrameda entrenando, aquí he encontrado una disciplina y una evolución en mi toreo bastante importante, y de momento creo que debo seguir aquí por todo lo que Sanlúcar me está aportando. Pero sí es cierto que en un futuro me gustaría volver a instalarme en mi tierra y vivir allí porque todo el mundo sabe que le tengo mucho cariño a Cáceres y a Extremadura.

-Después de la encerrona, ¿tiene programado algún evento más?

-En septiembre vamos a estar en ferias como Valladolid, Albacete, Don Benito o Aranda del Duero. Este mes va a ser importante porque son compromisos de mucha responsabilidad, así que tenemos mucha ilusión por que las cosas salgan bien.