Quejas por el exceso de viajeros en los autobuses del campus cacereño

Los estudiantes se bajan de la línea del campus. :: a. méndez/
Los estudiantes se bajan de la línea del campus. :: a. méndez

REDACCIÓN.

Aglomeraciones, mareos, desmayos y retrasos a la hora de entrar a las clases. Así describe la Asamblea Educativa, una organización de carácter estudiantil, la situación a la que se enfrentan al desplazarse al campus en autobús urbano. Señalan que, a pesar de que la línea hasta el recinto universitario cuenta con refuerzo, la frecuencia no es suficiente en horas punta. Además, protestan por el precio que tienen que pagar por un servicio que califican como «pésimo» y solicitan un bonobús con un importe especial para los estudiantes. Esta organización exige en un comunicado a la alcaldesa que tenga en cuenta su integridad física frente a «la maximización de los beneficios privados de una empresa, la cual obtiene explotando un servicio público».