«Ya puedo abrir la ventana de mi casa sin temor a asfixiarme»

Bancos instalados ayer delante de la fachada del número 8 de la calle Fuente Concejo. :: lorenzo cordero/
Bancos instalados ayer delante de la fachada del número 8 de la calle Fuente Concejo. :: lorenzo cordero

Instalan bancos y pivotes en Fuente Concejo para evitar que los coches aparquen junto a la vivienda de un vecino

MARÍA JOSÉ TORREJÓNCÁCERES.

La colocación de tres bancos y tres pivotes han devuelto el sueño a Ángel Iglesias Mora, el vecino del número 8 de la calle Fuente Concejo que la semana pasada denunció a través de este diario la situación que padecía en su propia casa. Los vehículos estacionaban junto a la ventana de su dormitorio, situada a escasos centímetros del suelo, a pesar de estar prohibido por una señal vertical. El residente puso de manifiesto el riesgo que corría su salud ante la posibilidad de que los gases que desprenden los tubos de escape de los coches entraran por la ventana.

Ayer operarios del Ayuntamiento procedieron a la colocación de tres bancos y otros tantos pivotes justo delante del bloque de viviendas afectado. Con esta medida, se evita que los vehículos estacionen.

Iglesias Mora no podía ocultar ayer su satisfacción por la respuesta dada desde el Consistorio. «Quiero mostrar mi agradecimiento a la nueva corporación y al departamento correspondiente por su rapidez a la hora de solucionar el problema. Y, sobre todo, al diario Hoy», señala el vecino. «Ya puedo abrir la ventana de mi casa sin temor a asfixiarme», indica.

Contento

Antes de enviar una carta a este diario, en la que exponía su queja, este vecino remitió un escrito al Ayuntamiento el pasado mes de abril en el que pedía soluciones urgentes a su problema, al considerar que atentaba contra la salud pública.

«Creo que se atiende a una demanda que era muy justa. Estoy contento y muy agradecido», agrega el residente en la calle Fuente Concejo, vía situada junto al Arco del Cristo y la calle Caleros.

Tanto en el escrito que envió al Ayuntamiento como el remitido a este diario, Iglesias sugería colocar pivotes, maceteros o jardineras delante de la fechada. El Consistorio ha optado finalmente por los pivotes y los bancos.

En la misma fachada hay colocada una señal vertical que alerta a los conductores de la prohibición de estacionar en este punto. De esta señal había sido arrancada en un acto de vandalismo la flecha que indica el espacio a partir del cual no se puede aparcar. Tras recibir el escrito, recuerda Iglesias, el Ayuntamiento reemplazó la flecha.

El vecino también quiere agradecer la labor prestada por la Policía Local, ya que siempre que ha requerido a los agentes le han ayudado, agrega.

En opinión de este residente, la situación que padecía se había agravado por la proliferación en la zona de los apartamentos turísticos. Fuente Concejo está muy cerca del recinto intramuros, donde se localiza gran parte de los apartamentos, que se han triplicado desde 2015.