El público respalda el II Veranillo Festival en el Recinto Hípico de Cáceres

Asistentes al festival, en el Recinto Hípico. :: lorenzo cordero/
Asistentes al festival, en el Recinto Hípico. :: lorenzo cordero

4.600 asistentes compraron su entrada en venta anticipada para ver a La MODA, Reincidentes y Boikot

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

La segunda edición del Veranillo Festival, que se celebró ayer en el Recinto Hípico de Cáceres, deja buen sabor de boca a la organización. Detrás de esta propuesta de rock está A-Vallekas Producciones, creadora también del Festival Extremúsika. 4.627 personas compraron su entrada en venta anticipada, según el dato facilitado a este diario por Ángel Romero, conocido en el sector como Ángel Vallekas, responsable del festival. Esperaba que durante la noche la cifra total de asistentes llegara hasta los 6.000.

«Ha venido gente de Madrid, Sevilla, Barcelona...», enumeraba el promotor pasadas las cinco y media de la tarde. Había cola para acceder al recinto, cuyas puertas habían abierto apenas media hora antes.

En opinión de Romero, el punto fuerte de un festival como el suyo reside en reunir en un mismo cartel a nombres clásicos como Boikot y Reincidentes con otros más actuales como La MODA (la Maravillosa Orquesta del Alcohol) y Capitán Cobarde.

El buen tiempo acompañó a la cita musical, que atrajo a seguidores de puntos como Sevilla o Madrid

Dispuestos darlo todo estaban Lorena San Vicente y Rodrigo González, de Berlanga y Burguillos del cerro respectivamente. «Los grupos son muy top. Gritando en silencio es una pasada. La MODA está en pleno auge y Boikot nos encanta» resumían. Los jóvenes vestían camiseta negra, convertido en el color de la jornada.

Muchos de los asistentes, al pasar por taquilla, hacían la misma pregunta. Querían saber si, una vez dentro del Recinto Hípico, podrían salir y, de nuevo, volver a entrar sin tener que abonar una nueva entrada. La respuesta era tranquilizadora. Un sello bastaría para salir y entrar sin problemas.

El cartel

Según el horario previsto por la organización, los primeros en subirse al escenario fueron los integrantes de la banda Gritando en Silencio, que después dieron paso a Porretas, para más tarde seguir con Capitán Cobarde. La MODA y Reincidentes completaron el cartel. Y, por último, estaba previsto que el punk de los madrileños Boikot cerrara el festival a partir de las 1.45 horas. El tiempo acompañó.

 

Fotos

Vídeos