El presidente de la CHT confirma que la limpieza de la Ribera del Marco en Cáceres no le compete

Imagen de la Ribera del Marco a su paso por la capital cacereña. :: hoy/
Imagen de la Ribera del Marco a su paso por la capital cacereña. :: hoy

Antonio Yáñez se reunirá con la alcaldesa el miércoles y Amigos del Marco propone financiar la actuación con los presupuestos participativos

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Los presidentes al frente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) se van sucediendo y los asuntos de fondo que afectan a la capital cacereña se mantienen: abastecimiento de agua desde Portaje, estación de aguas residuales, Ribera del Marco.

Antonio Yáñez es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense. Está al frente del organismo regulador desde el mes de agosto. El pasado miércoles se entrevistó con el portavoz socialista en el Consistorio, Luis Salaya, y la secretaria local, Belén Fernández. En el encuentro se abordó una posible alternativa a Portaje, fruto de un proyecto de 'Gestión del Abastecimiento y Uso Sostenible del Agua para la ciudad de Cáceres' elaborado por la Universidad Politécnica.

El estudio está sobre la mesa, aunque en este sentido hay que recordar que la obra de Portaje sigue parada por cuestiones 'técnicas'. A consultas de HOY, el nuevo responsable de la CHT admite que la «viabilidad» continúa en estudio. En una respuesta remitida por correo electrónico, Yáñez también se pronuncia sobre las discrepancias con el Ayuntamiento sobre la limpieza de la Ribera del Marco. Confirma que la competencia es municipal. Precisamente, el próximo miércoles se celebrará una reunión en la sede de la Confederación en Madrid entre el propio Yáñez y la alcaldesa.

Elena Nevado irá con una batería de asuntos bajo el brazo. Son los de casi siempre. En relación a Portaje ha repetido lo que el Consistorio ha venido diciendo sobre ese proyecto desde hace años: no le gusta porque supone disparar el precio que tendrán que pagar los cacereños. Si ahora se elimina supondrá que un gobierno socialista rectifica a otro gobierno socialista, vienen a decir en el PP. Hay que recordar que el trasvase de Portaje al Guadiloba se ideó como alternativa (PSOE) a la presa del Almonte (PP).

«Se continúan estudiando los requerimientos técnicos solicitados por el Ministerio de Fomento en relación a la viabilidad de la conducción de la tubería de los viaductos», detalla Yáñez en su respuesta. Se refiere al paso de los cauces del tajo y del Almonte.

Es previsible que en la reunión del miércoles con Nevado se hable, sobre todo, de la Ribera del Marco. La regidora ha pedido que la CHT «saque del cajón» el proyecto de mejora de 50 millones. Más reciente está el desencuentro entre las administraciones local y estatal sobre quién debe limpiar el cauce.

El Consistorio aseguró tener un compromiso de la CHT, pero desde el organismo de cuenca se desmintió que fuese así. Ahora el presidente abunda en esa línea. «De acuerdo con lo dispuesto en la legislación estatal vigente de residuos y suelos contaminados, corresponde a las entidades locales como servicio obligatorio, la recogida, el transporte y el tratamiento de los residuos domésticos» generados, apunta.

Entiende el presidente que es por tanto la administración local la que debe ejecutar esa labor y la de inspección. Yáñez cita una amplia normativa en la que incluye que las confederaciones actúan sobre «administración y control del dominio público hidráulico». Pueden ejercer sus competencias sancionadoras si los residuos acumulados en los alrededores de este constituyen «un riesgo de deterioro».

Precisamente ayer la Asociación de Amigos de la Ribera del Marco registró sus propuestas para los presupuestos participativos de Cáceres. Una de ellas propone que se utilice parte del millón de euros que hay para la limpieza «manual» y acondicionamiento del cauce. Este colectivo quiere que el Defensor del Pueblo también se pronuncie sobre este asunto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos